26 de diciembre de 2011

26 de diciembre de 2011 - 1 comentario

Sin adjetivos, ni calificativos.


La última tertulia del año resultó ser de las tranquilas, relajadas y cortas. Y digo la última, ya que aunque aún queda un jueves para finalizar el 2011, el próximo jueves está destinado a una sorpresa encabezada por “el Presidente” y de la que se guarda el mayor de lo hermetismos.

Quizás por ello, por ser de las mas cortas y tranquilas, la charlita ganó protagonismo a la mayoría de las tertulias, y en ella el personal mostró indignación, expectación, decepción, desesperación, consternación, ilusión, atención, vacilación, satisfacción, superación, estimulación, precaución, admiración, desilusión e incluso motivación. Claro soltado del tirón es difícil de imaginar de qué charlaron, pero haciendo un esfuerzo y si no tenéis mucha prisa os lo cuento.

Indignación. Es lo que mostraron los tertulianos cuando hablaron de la marcha de Rosa Lucia Polonio (ex alcaldesa de la vecina localidad de Montilla) al senado. Claro, con la caña que le ha venido dando este tiempo de atrás al primo Fede (actual alcalde de Montilla), es de entender que haya causado indignación su decisión de dejar con el culo al aire al PSOE montillano. Urdangarín también pilló estopa en la tertulia noventa y ocho, y con el toda la casa real en pleno, la tonta, el del labio flojo, la leti, la sofi, froilan de todos los santos y todos los que siguen chupando del bote en estos tiempos de crisis.

Expectación. Es lo que sintieron los bracaneros cuando mi amo les hizo entrega de una invitación para un acto sorpresa que como he dicho antes tendrá lugar el próximo jueves en Bracana Center y en el que deberán ir acompañado por las bracaneras. Otra expectación pero esta bien diferente ha creado la designación de los nuevos ministros de Rajoy para salvarnos de la crisis.

Decepción. Esta llegó por partida doble. Por un lado la desafortunada fortuna con el que la lotería del gordo ha tratado al personal de Bracana. Y por otro la eliminación del Partizan de Beograd de cara al próximo Top 16 de la Euroliga, en este apartado tengo que decir que los más afectados fueron “el abertxale de ca bellio” y mi amo., y que el resto del personal mostraron la mayor de las indiferencias.

Desesperación. Esta tiene un nombre. Los contenedores de basura. En siete meses desde que el primo Fede es alcalde poco han avanzado, todo lo contrario ocurre con el monumento al chache solano en la puerta del paseo de los monos, que avanza a pasos agigantados. Algún bracanero amenaza con volarle la cabeza con un bazoca. Este hecho que muestra a las claras el carácter laico de la Republica de Brácana.

Consternación. Ha creado la pantomima que han montado en Corea del Norte tras la muerte de Kim Jong-il. La televisión de ese país no ha tenido otra que poner a los pobres coreanos revolcándose de dolor y llanto para que todo el mundo vea lo bueno que fue en vida dicho personaje, un nazi de pro, que antes de morir ya había dejado a su hijo pequeño como sucesor. Al parecer la decisión fue tomada teniendo en cuenta cual de sus tres hijos tenía más cabeza. Y en este apartado se ha llevado el gato al agua Kim Jong-un que mostró mas volumen que sus otros dos hermanos, ganándoles por diferencia. El perolón de dicho personaje hace albergar esperanzas de que pueda llevar las riendas del país sin ordenadores. También influyó en dicha elección que el segundo de los hijos mostraba continuamente tendencias homosexuales, y claro para su padre esto no dejaba de ser una ofenda.

Ilusión. Esta llega a través de los preparativos de cara al segundo Premio Gastronómico de Brácana que se celebrará para finales de Febrero o principios de Marzo.

Atención. Fue la que mostraron los bracaneros cuando “el ligre contó con pelos y señales la visita de su tita Josefina, madre de su prima Carmelita a Marruecos y todas las anécdotas que allí vivió. O las que contó “el pijo del padel” sobre la disciplina que impartía su padre llegada la hora del almuerzo.

Vacilación. Otra vez asomó en la tertulia Rajoy y sus posibles reformas educativas y económicas para enmendar el país.

Satisfacción. Llegó del apartado gastronómico. Una vez más el Ministro de Alimentación deleitó al personal, esta vez, con una fideua de pescado, que junto al Fino el Arrumbador (donado por Pedraza) y a las aceituna aliñadas del chocolate, pusieron el punto más satisfactorio de la noche. Por cierto aunque el chocolate, padre biológico de “el niño” se atribuye el aliñado de las aceitunas, el verdadero artífice de tal manjar es “el civico”.

Superación. Llegó de forma inconsciente para los bracaneros, ya que jueves tras jueves se siguen superando en su forma de vivir cada tertulia.

Estimulación. La encontraron “el ligre” y “el pijo del padel” a sus males, para poder disfrutar de un rato lleno de alegría y dejar atrás el primero su resfriado y el segundo su dolencia de espalda.

Precaución. Llegó de la mano del embajador, “el jorge” que durante toda la noche pasó desapercibido de una forma muy presente. Sobre todo cuando realizó su juramento. Tengo que decir que “el jorge” llegó invitado por “el niño” y “el aijao”, y pasará a la historia de Brácana de momento, como el embajador más joven hasta ahora.

Admiración. La que mostraron los presentes cuando a eso de las once y algo de la noche hizo una entrada triunfal “el Presidente” para degustar el plato estrella de la noche. Dicho así, no parece tener mucho merito, pero la cosa cambia, si tenemos en cuenta que llevaba todo el día comiendo y bebiendo junto a sus compañeros de enseñanza.

Desilusión. Las bajas de “la pantera de la itv” y de “el paticorto de las ondas”. Ambos se ausentaron en la tertulia, el primero por enfermedad y el segundo por problemas laborales.

Motivación. En este apartado tengo que colocar, una vez más, al Ministro de Alimentación, que semana tras semana en perfecta conjunción con mi amo, trazan el menú de cada jueves tres o cuatro días antes de cada tertulia.

Bueno poco más os puedo contar, ya que a eso de las doce menos algo de la noche, el personal abandonó la sede institucional. Momento este en que yo enfilé para el limbo encontrándome allí al personal cantando villancicos y comiendo polvorones

20 de diciembre de 2011

20 de diciembre de 2011 - Sin comentarios

Jueves, jueves, jueves. Tan iguales y tan diferentes.



Hablar de la tertulia noventa y siete no se me hace difícil, el proceso es el mismo, pero quizás en ello esté la excepción. Cada jueves es igual y diferente a la vez. Sabido es que cada jueves los bracaneros se reúnen con las mismas ganas de divertirse, comer, beber y charlar y a la vez, cada jueves, a excepción de los primeros jueves de cada mes, los bracaneros reciben a embajadores diferentes.

En esta ocasión fueron dos los embajadores, ¡y que embajadores!, por un lado “el fregonillas chico” y digo chico, ya que la saga de los fregonillas esta formada por dos hermanos. Y por otro lado visitó también Bracana Center “el buchaco”, personaje más que conocido entre la población de la vecina localidad de Montilla. Ambos llegaron con ganas de pasarlo bien, participar de una nueva tertulia o conclave (según como se quiera llamar), y en ningún momento desentonaron, es más tengo que decir que ayudaron de forma importante a que la noche fuera una vez más, una noche singular. Es mas el sombreo con el que llegó el segundo embajador le dió un toque de distinción a la tertulia.

La noche se presentaba animada, y tanto los bracaneros (casi en pleno), como lo embajadores pasaron una velada tranquila, en la que se alternó el tinto y el fino, ambos del puma. Causó baja “el abertxale de ca bellio” que se ausentó debido a que su garganta no estaba para mucho jaleo, y sustituyó la tertulia por sudores de pecho, que por cierto no es mal cambio. Reapareció “el paticorto de las ondas” que tras volver de tierras gabachas, apareció con una foto idéntica a mi persona de pájaro y diciéndole al personal que yo seguía vivo, y que ahora habitaba en una jaula en una vivienda de Francia. ¡Ingenuo!.

De comer una vez más, se pusieron bien, comenzaron con las aceitunitas, avellanas y patatas “salaillas” de rigor, unos tomatitos cherry, luego pasaron a un quesito con su chorroncito de aceite de oliva, y unas lonchitas de jamón acompañado todo ello de pan calentito. Luego siguieron con el plato estrella de la noche, pulpo a la gallega, preparado magistralmente por el Ministro de Alimentación.

Para dicho plato contaron con la presencia de “el arturito”, que tras salir de currar a eso de las once de la noche, se pasó por Brácana Center para hacer entrega de una bolsa de limones lindos y muy sabrosos que fueron utilizados posteriormente en los digestivos.

En lo que suele ser la rutina habitual, hicieron las cuentas de la degustación de vinos y comida de la semana anterior, repasaron la lista de próximos embajadores, hicieron los brindis y saludos de rigor y los embajadores realizaron sus pertinentes juramentos. En este apartado, tengo que decir que mi amo (en ausencia del abertxale) hizo de maestro de ceremonia. Y como en este apartado no se maneja muy bien del todo, equivocó los salvoconductos, teniendo que repetir el apartado de firmas de los mismos, ya que los había cambiado.

Como novedad inauguraron el nuevo calendario del 2012, hecho llegar por “el pijo del padel” y cedido por mariscos crudos y recién cocidos espartero y en el que se puede ver a una joven señorita luciendo un tanga rosa y unos pechos voluptuosos al descubierto, mientras sus rodillas reposan en la arena de una playa, a la par que se levanta una camiseta para poder mostrar con todo detalle dichos orejones.

Y a eso de poco antes de la primera hora mas temprana del dia, bracaneros y embajadores pusieron punto y final a otro jueves de tertulia, que a pesar de ser otro jueves más, volvió a ser otro jueves diferente.


11 de diciembre de 2011

11 de diciembre de 2011 - Sin comentarios

Una y no más, Santo Tomás.


Muy felices se las prometía mi amo cuando el pasado jueves se disponía a dirigir la primera fusión de vino y comida de Bracana Center. Y digo fusión de vino y comida ya que lo de cata dirigida no le gusta demasiado. Y la verdad es que durante un tramo importante del rato que se pegaron bebiendo y comiendo los pudo controlar, otra cosa muy diferente fue la segunda parte tras el descansillo.

Para empezar decir que pocos fueron los que llegaron a la hora elegida, solo el Ministro de Alimentación, “el silencioso” y mi amo estaban a las 13´30h, bueno más bien llegaron antes, ya que fueron los encargados de preparar la mesa, emplatar la comida y dejarlo todo a punto.

Poco a poco fueron llegando los bracaneros y bracaneras a excepción hecha de “la pantera” y su chica que andaban cogiendo aceituna. También faltó “el niño” que tenía que estudiar, ¿¿??. Y quizás la baja más dolorosa y significativa fue la de “el paticorto de las ondas” y “la marina” que se encontraban en Francia dándole el último adiós al padre de “la marina” que días antes había fallecido.

A eso de las 14´15h más o menos comenzaba la cata (perdón la fusión de vino y comida). Mi amo con una botella de Viña Verde 2010 en la mano empezó a detallar las excelencias de este vino joven. Las pautas de rigor. Examen visual, olfativo y degustación acompañada de gambitas y langostinos de Huelva, cocidos personalmente por el Ministro de Alimentación. Hasta aquí todo controlado, el personal seguía las pautas de mi amo que para no agobiar al personal iba detallando a la par que el personal degustaba el marisco.

Del vino joven pasaron al Fino EL Puma, más de lo mismo, examen visual, olfativo y degustación del vino fino acompañado en esta ocasión por jamón ibérico de Guijuelo.

El personal seguía disfrutando del vino y el jamón de forma relajada, comentando las sensaciones que a cada uno le aportaba.

Entre la segunda y tercera degustación mi amo metió un capitulo de las reminiscencias de Bracana, mientras el Ministro de Alimentación le daba el último hervor al potaje de garbanzos.

Pocos minutos después y tras varios debates sobre el vino que llegaba a continuación, mi amo dio paso al Amontillado Carlos VII. Aquí empezó el personal a descontrolarse un poquito. Es más, más de uno antes de que ni tan siquiera mi amo empezara a mencionar las excelencias del amontillado, ya le habían metido la cuchara a los garbanzos. La fusión resultó de lo más sabrosa y novedosa para muchos bracaneros y bracaneras. Y quizás aquí estuvo el punto de inflexión, ya que a partir de ese momento el personal se descontroló de forma importante. El descanso solicitado por el Ministro de Alimentación ( y es de entender, el tio no paró durante todo el rato) hizo que el personal se descontrolada. Trabajo costó volver a colocar al personal en la mesa central, además la llegada de tres invitados inesperados, y no por ello menos agradablemente recibidos, hizo que sobre la marcha tuvieran que adaptar a los nuevos invitados a la cata (perdón, fusión de vino y comida). Como pudo mi amo enumeró las características del Reserva 2005 Palacio Quemado, que fue acompañado de una carrillada con patatas fritas exquisitamente preparada por el Ministro de Alimentación. De aquí al final una locura, mi amo entregó la cuchara superado por las circunstancias. La bandeja de dulces destinados a la degustación conjunta con el P.X. llegó a la mesa central empezada. Pocos eran los que a estas alturas permanecían sentados en la mesa, por no decir ninguno. Bracana Center se había convertido en un antro en el que el personal deambulaba de un lado a otro no haciendo ni puto caso a mi amo. Y que viéndose perdido optó por dirigirse al barril del P.X para llenarse la copa y tras ello pegar un golpe importante a la bandeja de los dulces.

Pocos minutos antes El Presidente y la Presidenta se marcharon hacia el Hospital Provincial donde se encuentra ingresada la madre de la Presidenta, a la que yo desde el limbo le mando mucha salud.

Tras el P.X y los dulces, Brácana Center se transformó en la sala de guateques Disco Bracán donde todos los asistentes, incluidos “el Abertxale” y “la Eva” que un rato antes habían ido a ver al carpintero ¿¿??, disfrutaron hasta altas horas de la tarde de los digestivos y la música del Ipod de “el pijo del padel”, con la novedad, eso sí, del nuevo disco de Rafaela Carrá, llamado Ligre, ligre, ligreray.

3 de diciembre de 2011

3 de diciembre de 2011 - Sin comentarios

"El Ligre" se va de misiones. (¿¿??)

Noventa y seis jueves bebiendo vino, comiendo y riendo se dice pronto, y nada más y nada menos que esas son las semanas que llevan los chavales de la tertulia de vino fino disfrutando sin tregua.

Esta semana y por aquello de ser el primer jueves del mes, tocaba conclave sin embajadores, un conclave solo para los once elegidos, para hablar de sus temas y de sus proyectos. Y uno de esos temas suele ser lo que los bracaneros llaman consejo de ministros. En dicho consejo de ministros, se ponen al día con el fisco bracanero, planifican las actividades venideras, programan las visitas de los embajadores del correspondiente mes y cada uno aporta sus ideas, novedades e inquietudes para el buen funcionamiento de la republica.

A eso de las nueve y diecisiete minutos del jueves uno de diciembre comenzó dicho consejo de ministros con la única ausencia de “el paticorto de las ondas”, y con un tema que acaparó gran parte del mismo. La cata dirigida del próximo jueves ocho del corriente. En él degustaran cinco vinos acompañados de cinco platos, también trataron el tema de embajadores quedando cerrado los visitantes a Brácana para el mes de Diciembre.

Con las cuentas ya hechas y el concejo de ministros terminado “el ligre” se encaminó al atril para comunicar a sus conciudadanos que pronto abandonará la republica para marcharse de misionero a tierras lejanas. La sorpresa fue mayúscula y la mayoría de los bracaneros lo interpretaron como una broma, aunque con “el ligre” todo es posible.

Pocos minutos después de la intervención de “el ligre” inauguraron un nuevo apartado llamado; Vinos del mundo, Colocones diferentes. En el desgranan las cualidades de un vino no perteneciente a la denominación de origen Montilla Moriles acompañado de un plato. En esta ocasión y para inaugurar dicho apartado probaron las excelencias del Viña Xunqueira, un Albariño perteneciente a la D.O Rias Baixas que acompañaron con unas setas chorrilleras con salmón y gambas, donadas por “el chico bellido” y elavoradas por mi amo.

Del Albariño pasaron al Fino Pata Hierro Bota Vieja y lo hicieron con el Himno de fondo, que fue cantado y tarareado por todos los bracaneros (paticorto incluido tras haber hecho acto de presencia en pleno consejo de ministros). La noche pintaba bien y tras el himno y para acompañar los primeros ágapes de la noche, “el pijo del padel” pinchó en su pijo Ipod a Cat Stevens. Los mencionados ágapes preparados, ahora sí, por el Ministro de Alimentación consistían en una fritura de bacalaillas y boquerones, que resultó ser la antesala del Gran Frito Variado de Bracana. Llegado el momento y para degustar tal manjar los bracaneros pasaron del Bota Vieja que mostró una gran mejoría a el Fino El Puma, y antes de todo ello realizaron los brindis de rigor.

La noche seguía avanzando y las tertulias se entrelazaban unas con otras, y mientras el el ministro de alimentación y el pinche de turno, el presidente en esta ocasión(¡vaya republica eficiente!) recogían la mesa y preparaban los postres, la tertulia se vió invadida de baloncesto y de queso con tinto del puma. Los madridistas celebraron la victoria de los suyos en Milan, los catalanes la del barça en Polonia y “el abertxale” y mi amo enloquecían con la de el Partizan sobre el Maccabi. De ahí pasaron a pabellones míticos como el de la Malata o el del Magia de Huesca (que tiempos aquellos en los que yo era un pollito), Con Granger Hall botando hasta cuatro veces antes de realizar un tiro libre Y de ahí encarrilaron con más jugadores míticos. Aquí tocaron todos los palos, salió Dennis Rodman. Michael Jordan o el gordo Barkley, luego Norris y Martín luchando por un metro de parquet y con Neyra y su bigote, equipado con la camiseta gris y la inscripción de condal a sus espaldas diciendo sigan, sigan. También recordaron a Petrovic, Pedro Rodriguez y Joan Pagés, Orenga, Pinone y Rusell, Govorov, Marchulenis, Del Corral (como no), Keny Simpson, Marconatto, Anicet Lavodrama. También salió el Español Grupo Ifa, el Collado Villalba, el Areslux, el Cotonificio o el Circulo Cartolico todos ellos de Badalona.

Y del baloncesto al fútbol, y como no, aquí salió el Cadiz del calvo Derticia, Mágico González, Juan Jose y Carmelo el Beckenbauer de la bahía.

Entre tanta amalgama de nombres míticos “el ligre” volvió a sorprender al personal cuando al mirar su reloj dijo; “Es la hora más temprana de todos los dias a estas horas” (¿¿??) y se quedó tan ancho.

Luego hubo hora mancha, digestivos, piña en almíbar y kiwi natural de postre, gominotas congeladas de “to la vida” y mucha charla y carcajadas para poner fin a eso de las una y pico de la noche de la última tertulia exclusiva de bracaneros del año…

video