26 de diciembre de 2011

26 de diciembre de 2011 - 1 comentario

Sin adjetivos, ni calificativos.


La última tertulia del año resultó ser de las tranquilas, relajadas y cortas. Y digo la última, ya que aunque aún queda un jueves para finalizar el 2011, el próximo jueves está destinado a una sorpresa encabezada por “el Presidente” y de la que se guarda el mayor de lo hermetismos.

Quizás por ello, por ser de las mas cortas y tranquilas, la charlita ganó protagonismo a la mayoría de las tertulias, y en ella el personal mostró indignación, expectación, decepción, desesperación, consternación, ilusión, atención, vacilación, satisfacción, superación, estimulación, precaución, admiración, desilusión e incluso motivación. Claro soltado del tirón es difícil de imaginar de qué charlaron, pero haciendo un esfuerzo y si no tenéis mucha prisa os lo cuento.

Indignación. Es lo que mostraron los tertulianos cuando hablaron de la marcha de Rosa Lucia Polonio (ex alcaldesa de la vecina localidad de Montilla) al senado. Claro, con la caña que le ha venido dando este tiempo de atrás al primo Fede (actual alcalde de Montilla), es de entender que haya causado indignación su decisión de dejar con el culo al aire al PSOE montillano. Urdangarín también pilló estopa en la tertulia noventa y ocho, y con el toda la casa real en pleno, la tonta, el del labio flojo, la leti, la sofi, froilan de todos los santos y todos los que siguen chupando del bote en estos tiempos de crisis.

Expectación. Es lo que sintieron los bracaneros cuando mi amo les hizo entrega de una invitación para un acto sorpresa que como he dicho antes tendrá lugar el próximo jueves en Bracana Center y en el que deberán ir acompañado por las bracaneras. Otra expectación pero esta bien diferente ha creado la designación de los nuevos ministros de Rajoy para salvarnos de la crisis.

Decepción. Esta llegó por partida doble. Por un lado la desafortunada fortuna con el que la lotería del gordo ha tratado al personal de Bracana. Y por otro la eliminación del Partizan de Beograd de cara al próximo Top 16 de la Euroliga, en este apartado tengo que decir que los más afectados fueron “el abertxale de ca bellio” y mi amo., y que el resto del personal mostraron la mayor de las indiferencias.

Desesperación. Esta tiene un nombre. Los contenedores de basura. En siete meses desde que el primo Fede es alcalde poco han avanzado, todo lo contrario ocurre con el monumento al chache solano en la puerta del paseo de los monos, que avanza a pasos agigantados. Algún bracanero amenaza con volarle la cabeza con un bazoca. Este hecho que muestra a las claras el carácter laico de la Republica de Brácana.

Consternación. Ha creado la pantomima que han montado en Corea del Norte tras la muerte de Kim Jong-il. La televisión de ese país no ha tenido otra que poner a los pobres coreanos revolcándose de dolor y llanto para que todo el mundo vea lo bueno que fue en vida dicho personaje, un nazi de pro, que antes de morir ya había dejado a su hijo pequeño como sucesor. Al parecer la decisión fue tomada teniendo en cuenta cual de sus tres hijos tenía más cabeza. Y en este apartado se ha llevado el gato al agua Kim Jong-un que mostró mas volumen que sus otros dos hermanos, ganándoles por diferencia. El perolón de dicho personaje hace albergar esperanzas de que pueda llevar las riendas del país sin ordenadores. También influyó en dicha elección que el segundo de los hijos mostraba continuamente tendencias homosexuales, y claro para su padre esto no dejaba de ser una ofenda.

Ilusión. Esta llega a través de los preparativos de cara al segundo Premio Gastronómico de Brácana que se celebrará para finales de Febrero o principios de Marzo.

Atención. Fue la que mostraron los bracaneros cuando “el ligre contó con pelos y señales la visita de su tita Josefina, madre de su prima Carmelita a Marruecos y todas las anécdotas que allí vivió. O las que contó “el pijo del padel” sobre la disciplina que impartía su padre llegada la hora del almuerzo.

Vacilación. Otra vez asomó en la tertulia Rajoy y sus posibles reformas educativas y económicas para enmendar el país.

Satisfacción. Llegó del apartado gastronómico. Una vez más el Ministro de Alimentación deleitó al personal, esta vez, con una fideua de pescado, que junto al Fino el Arrumbador (donado por Pedraza) y a las aceituna aliñadas del chocolate, pusieron el punto más satisfactorio de la noche. Por cierto aunque el chocolate, padre biológico de “el niño” se atribuye el aliñado de las aceitunas, el verdadero artífice de tal manjar es “el civico”.

Superación. Llegó de forma inconsciente para los bracaneros, ya que jueves tras jueves se siguen superando en su forma de vivir cada tertulia.

Estimulación. La encontraron “el ligre” y “el pijo del padel” a sus males, para poder disfrutar de un rato lleno de alegría y dejar atrás el primero su resfriado y el segundo su dolencia de espalda.

Precaución. Llegó de la mano del embajador, “el jorge” que durante toda la noche pasó desapercibido de una forma muy presente. Sobre todo cuando realizó su juramento. Tengo que decir que “el jorge” llegó invitado por “el niño” y “el aijao”, y pasará a la historia de Brácana de momento, como el embajador más joven hasta ahora.

Admiración. La que mostraron los presentes cuando a eso de las once y algo de la noche hizo una entrada triunfal “el Presidente” para degustar el plato estrella de la noche. Dicho así, no parece tener mucho merito, pero la cosa cambia, si tenemos en cuenta que llevaba todo el día comiendo y bebiendo junto a sus compañeros de enseñanza.

Desilusión. Las bajas de “la pantera de la itv” y de “el paticorto de las ondas”. Ambos se ausentaron en la tertulia, el primero por enfermedad y el segundo por problemas laborales.

Motivación. En este apartado tengo que colocar, una vez más, al Ministro de Alimentación, que semana tras semana en perfecta conjunción con mi amo, trazan el menú de cada jueves tres o cuatro días antes de cada tertulia.

Bueno poco más os puedo contar, ya que a eso de las doce menos algo de la noche, el personal abandonó la sede institucional. Momento este en que yo enfilé para el limbo encontrándome allí al personal cantando villancicos y comiendo polvorones

20 de diciembre de 2011

20 de diciembre de 2011 - Sin comentarios

Jueves, jueves, jueves. Tan iguales y tan diferentes.



Hablar de la tertulia noventa y siete no se me hace difícil, el proceso es el mismo, pero quizás en ello esté la excepción. Cada jueves es igual y diferente a la vez. Sabido es que cada jueves los bracaneros se reúnen con las mismas ganas de divertirse, comer, beber y charlar y a la vez, cada jueves, a excepción de los primeros jueves de cada mes, los bracaneros reciben a embajadores diferentes.

En esta ocasión fueron dos los embajadores, ¡y que embajadores!, por un lado “el fregonillas chico” y digo chico, ya que la saga de los fregonillas esta formada por dos hermanos. Y por otro lado visitó también Bracana Center “el buchaco”, personaje más que conocido entre la población de la vecina localidad de Montilla. Ambos llegaron con ganas de pasarlo bien, participar de una nueva tertulia o conclave (según como se quiera llamar), y en ningún momento desentonaron, es más tengo que decir que ayudaron de forma importante a que la noche fuera una vez más, una noche singular. Es mas el sombreo con el que llegó el segundo embajador le dió un toque de distinción a la tertulia.

La noche se presentaba animada, y tanto los bracaneros (casi en pleno), como lo embajadores pasaron una velada tranquila, en la que se alternó el tinto y el fino, ambos del puma. Causó baja “el abertxale de ca bellio” que se ausentó debido a que su garganta no estaba para mucho jaleo, y sustituyó la tertulia por sudores de pecho, que por cierto no es mal cambio. Reapareció “el paticorto de las ondas” que tras volver de tierras gabachas, apareció con una foto idéntica a mi persona de pájaro y diciéndole al personal que yo seguía vivo, y que ahora habitaba en una jaula en una vivienda de Francia. ¡Ingenuo!.

De comer una vez más, se pusieron bien, comenzaron con las aceitunitas, avellanas y patatas “salaillas” de rigor, unos tomatitos cherry, luego pasaron a un quesito con su chorroncito de aceite de oliva, y unas lonchitas de jamón acompañado todo ello de pan calentito. Luego siguieron con el plato estrella de la noche, pulpo a la gallega, preparado magistralmente por el Ministro de Alimentación.

Para dicho plato contaron con la presencia de “el arturito”, que tras salir de currar a eso de las once de la noche, se pasó por Brácana Center para hacer entrega de una bolsa de limones lindos y muy sabrosos que fueron utilizados posteriormente en los digestivos.

En lo que suele ser la rutina habitual, hicieron las cuentas de la degustación de vinos y comida de la semana anterior, repasaron la lista de próximos embajadores, hicieron los brindis y saludos de rigor y los embajadores realizaron sus pertinentes juramentos. En este apartado, tengo que decir que mi amo (en ausencia del abertxale) hizo de maestro de ceremonia. Y como en este apartado no se maneja muy bien del todo, equivocó los salvoconductos, teniendo que repetir el apartado de firmas de los mismos, ya que los había cambiado.

Como novedad inauguraron el nuevo calendario del 2012, hecho llegar por “el pijo del padel” y cedido por mariscos crudos y recién cocidos espartero y en el que se puede ver a una joven señorita luciendo un tanga rosa y unos pechos voluptuosos al descubierto, mientras sus rodillas reposan en la arena de una playa, a la par que se levanta una camiseta para poder mostrar con todo detalle dichos orejones.

Y a eso de poco antes de la primera hora mas temprana del dia, bracaneros y embajadores pusieron punto y final a otro jueves de tertulia, que a pesar de ser otro jueves más, volvió a ser otro jueves diferente.


11 de diciembre de 2011

11 de diciembre de 2011 - Sin comentarios

Una y no más, Santo Tomás.


Muy felices se las prometía mi amo cuando el pasado jueves se disponía a dirigir la primera fusión de vino y comida de Bracana Center. Y digo fusión de vino y comida ya que lo de cata dirigida no le gusta demasiado. Y la verdad es que durante un tramo importante del rato que se pegaron bebiendo y comiendo los pudo controlar, otra cosa muy diferente fue la segunda parte tras el descansillo.

Para empezar decir que pocos fueron los que llegaron a la hora elegida, solo el Ministro de Alimentación, “el silencioso” y mi amo estaban a las 13´30h, bueno más bien llegaron antes, ya que fueron los encargados de preparar la mesa, emplatar la comida y dejarlo todo a punto.

Poco a poco fueron llegando los bracaneros y bracaneras a excepción hecha de “la pantera” y su chica que andaban cogiendo aceituna. También faltó “el niño” que tenía que estudiar, ¿¿??. Y quizás la baja más dolorosa y significativa fue la de “el paticorto de las ondas” y “la marina” que se encontraban en Francia dándole el último adiós al padre de “la marina” que días antes había fallecido.

A eso de las 14´15h más o menos comenzaba la cata (perdón la fusión de vino y comida). Mi amo con una botella de Viña Verde 2010 en la mano empezó a detallar las excelencias de este vino joven. Las pautas de rigor. Examen visual, olfativo y degustación acompañada de gambitas y langostinos de Huelva, cocidos personalmente por el Ministro de Alimentación. Hasta aquí todo controlado, el personal seguía las pautas de mi amo que para no agobiar al personal iba detallando a la par que el personal degustaba el marisco.

Del vino joven pasaron al Fino EL Puma, más de lo mismo, examen visual, olfativo y degustación del vino fino acompañado en esta ocasión por jamón ibérico de Guijuelo.

El personal seguía disfrutando del vino y el jamón de forma relajada, comentando las sensaciones que a cada uno le aportaba.

Entre la segunda y tercera degustación mi amo metió un capitulo de las reminiscencias de Bracana, mientras el Ministro de Alimentación le daba el último hervor al potaje de garbanzos.

Pocos minutos después y tras varios debates sobre el vino que llegaba a continuación, mi amo dio paso al Amontillado Carlos VII. Aquí empezó el personal a descontrolarse un poquito. Es más, más de uno antes de que ni tan siquiera mi amo empezara a mencionar las excelencias del amontillado, ya le habían metido la cuchara a los garbanzos. La fusión resultó de lo más sabrosa y novedosa para muchos bracaneros y bracaneras. Y quizás aquí estuvo el punto de inflexión, ya que a partir de ese momento el personal se descontroló de forma importante. El descanso solicitado por el Ministro de Alimentación ( y es de entender, el tio no paró durante todo el rato) hizo que el personal se descontrolada. Trabajo costó volver a colocar al personal en la mesa central, además la llegada de tres invitados inesperados, y no por ello menos agradablemente recibidos, hizo que sobre la marcha tuvieran que adaptar a los nuevos invitados a la cata (perdón, fusión de vino y comida). Como pudo mi amo enumeró las características del Reserva 2005 Palacio Quemado, que fue acompañado de una carrillada con patatas fritas exquisitamente preparada por el Ministro de Alimentación. De aquí al final una locura, mi amo entregó la cuchara superado por las circunstancias. La bandeja de dulces destinados a la degustación conjunta con el P.X. llegó a la mesa central empezada. Pocos eran los que a estas alturas permanecían sentados en la mesa, por no decir ninguno. Bracana Center se había convertido en un antro en el que el personal deambulaba de un lado a otro no haciendo ni puto caso a mi amo. Y que viéndose perdido optó por dirigirse al barril del P.X para llenarse la copa y tras ello pegar un golpe importante a la bandeja de los dulces.

Pocos minutos antes El Presidente y la Presidenta se marcharon hacia el Hospital Provincial donde se encuentra ingresada la madre de la Presidenta, a la que yo desde el limbo le mando mucha salud.

Tras el P.X y los dulces, Brácana Center se transformó en la sala de guateques Disco Bracán donde todos los asistentes, incluidos “el Abertxale” y “la Eva” que un rato antes habían ido a ver al carpintero ¿¿??, disfrutaron hasta altas horas de la tarde de los digestivos y la música del Ipod de “el pijo del padel”, con la novedad, eso sí, del nuevo disco de Rafaela Carrá, llamado Ligre, ligre, ligreray.

3 de diciembre de 2011

3 de diciembre de 2011 - Sin comentarios

"El Ligre" se va de misiones. (¿¿??)

Noventa y seis jueves bebiendo vino, comiendo y riendo se dice pronto, y nada más y nada menos que esas son las semanas que llevan los chavales de la tertulia de vino fino disfrutando sin tregua.

Esta semana y por aquello de ser el primer jueves del mes, tocaba conclave sin embajadores, un conclave solo para los once elegidos, para hablar de sus temas y de sus proyectos. Y uno de esos temas suele ser lo que los bracaneros llaman consejo de ministros. En dicho consejo de ministros, se ponen al día con el fisco bracanero, planifican las actividades venideras, programan las visitas de los embajadores del correspondiente mes y cada uno aporta sus ideas, novedades e inquietudes para el buen funcionamiento de la republica.

A eso de las nueve y diecisiete minutos del jueves uno de diciembre comenzó dicho consejo de ministros con la única ausencia de “el paticorto de las ondas”, y con un tema que acaparó gran parte del mismo. La cata dirigida del próximo jueves ocho del corriente. En él degustaran cinco vinos acompañados de cinco platos, también trataron el tema de embajadores quedando cerrado los visitantes a Brácana para el mes de Diciembre.

Con las cuentas ya hechas y el concejo de ministros terminado “el ligre” se encaminó al atril para comunicar a sus conciudadanos que pronto abandonará la republica para marcharse de misionero a tierras lejanas. La sorpresa fue mayúscula y la mayoría de los bracaneros lo interpretaron como una broma, aunque con “el ligre” todo es posible.

Pocos minutos después de la intervención de “el ligre” inauguraron un nuevo apartado llamado; Vinos del mundo, Colocones diferentes. En el desgranan las cualidades de un vino no perteneciente a la denominación de origen Montilla Moriles acompañado de un plato. En esta ocasión y para inaugurar dicho apartado probaron las excelencias del Viña Xunqueira, un Albariño perteneciente a la D.O Rias Baixas que acompañaron con unas setas chorrilleras con salmón y gambas, donadas por “el chico bellido” y elavoradas por mi amo.

Del Albariño pasaron al Fino Pata Hierro Bota Vieja y lo hicieron con el Himno de fondo, que fue cantado y tarareado por todos los bracaneros (paticorto incluido tras haber hecho acto de presencia en pleno consejo de ministros). La noche pintaba bien y tras el himno y para acompañar los primeros ágapes de la noche, “el pijo del padel” pinchó en su pijo Ipod a Cat Stevens. Los mencionados ágapes preparados, ahora sí, por el Ministro de Alimentación consistían en una fritura de bacalaillas y boquerones, que resultó ser la antesala del Gran Frito Variado de Bracana. Llegado el momento y para degustar tal manjar los bracaneros pasaron del Bota Vieja que mostró una gran mejoría a el Fino El Puma, y antes de todo ello realizaron los brindis de rigor.

La noche seguía avanzando y las tertulias se entrelazaban unas con otras, y mientras el el ministro de alimentación y el pinche de turno, el presidente en esta ocasión(¡vaya republica eficiente!) recogían la mesa y preparaban los postres, la tertulia se vió invadida de baloncesto y de queso con tinto del puma. Los madridistas celebraron la victoria de los suyos en Milan, los catalanes la del barça en Polonia y “el abertxale” y mi amo enloquecían con la de el Partizan sobre el Maccabi. De ahí pasaron a pabellones míticos como el de la Malata o el del Magia de Huesca (que tiempos aquellos en los que yo era un pollito), Con Granger Hall botando hasta cuatro veces antes de realizar un tiro libre Y de ahí encarrilaron con más jugadores míticos. Aquí tocaron todos los palos, salió Dennis Rodman. Michael Jordan o el gordo Barkley, luego Norris y Martín luchando por un metro de parquet y con Neyra y su bigote, equipado con la camiseta gris y la inscripción de condal a sus espaldas diciendo sigan, sigan. También recordaron a Petrovic, Pedro Rodriguez y Joan Pagés, Orenga, Pinone y Rusell, Govorov, Marchulenis, Del Corral (como no), Keny Simpson, Marconatto, Anicet Lavodrama. También salió el Español Grupo Ifa, el Collado Villalba, el Areslux, el Cotonificio o el Circulo Cartolico todos ellos de Badalona.

Y del baloncesto al fútbol, y como no, aquí salió el Cadiz del calvo Derticia, Mágico González, Juan Jose y Carmelo el Beckenbauer de la bahía.

Entre tanta amalgama de nombres míticos “el ligre” volvió a sorprender al personal cuando al mirar su reloj dijo; “Es la hora más temprana de todos los dias a estas horas” (¿¿??) y se quedó tan ancho.

Luego hubo hora mancha, digestivos, piña en almíbar y kiwi natural de postre, gominotas congeladas de “to la vida” y mucha charla y carcajadas para poner fin a eso de las una y pico de la noche de la última tertulia exclusiva de bracaneros del año…

video

27 de noviembre de 2011

27 de noviembre de 2011 - 2 comentarios

Cambio de Tercio


Con este término tan taurino titulo el relato de la última tertulia vivida en Brácana Center, ya que el vino tinto fue protagonista de la noche dejando en un segundo plano al vino fino. Eso sí, un segundo plano de muchísima calidad, ya que el Fino El Puma sirvió para abrir la noche y acompañar el jamón ibérico con aceite y pan.

Este primer golpe de comida y vino sirvió para coger ritmo a un conclave que resultó de lo más fructífero y en el que los bracaneros y embajadores pudieron disfrutar de las excelencias del tinto.

El Fino El Puma no era ninguna novedad en Brácana Center ya que en más de una ocasión ha sido el fino elegido para acompañar las noches de los jueves, pero en esta ocasión presentaba la particularidad de que llegaba de la mano de unos de sus criadores, “el Juanma”, hijo de “el Puma” y que a lo largo de la noche disfrutó contando detalladamente los entresijos de la crianza de dicho fino.

Supuestamente “el juanma” debía de llegar a la sede institucional acompañando a su padre, y de “el Rafael Rosal”, pero a última hora y debido a un contratiempo de su padre solo apareció acompañado del mencionado “el Rafael Rosal”. Como digo ambos dos, aparecieron con una caja de cartón llena de distintas variedades de tintos y de un par de cuñas de queso, y una garrafita de cinco litros de fino.

Como digo, a golpe de jamón y aceite y a pie de barra empezó una charlita muy amena en la que el tinto era el protagonista a pesar de que el personal aún se deleitaba con las excelencias del Fino El Puma. “El juanma” empezaba a desgranar las inquietudes que llevaron a su padre a experimentar con los tintos, variedades de uva, maderas, condiciones meteorológicas, ilusiones, desencantos, y todo lo hacía de una manera cercana, humana y sin apenas darse cuenta, comenzaba con los prolegómenos de lo que poco a poco se iba convirtiendo en una cata de tintos. Entre explicaciones y respuestas a las inquietudes de los bracaneros las anécdotas y frases coloquiales iban ocupando su espacio. Frases como “es más temprano cun sombreo paja”, tengo la polla más dura que un litro de vino” o “se ha levantao con el aparejo torssio” hacían que el personal riera a pierna suelta.

Del jamón ibérico cortado por “la pantera” que ejercía de piche se pasó a una fritura variada compuesta de “carlancos a los tres quesos” y “croquetas de ca la seca” que también fueron acompañadas de Fino El Puma con la variedad de que fueron servidas, en esta ocasión en la mesa central. Poco después hizo acto de presencia “el paticorto de las ondas” enviado especial de BTV (Brácana Televisión) en la campiña baja, que completaba así el pleno en el conclave cuarenta y dos.

La llegada de “el paticorto” que siempre es recibida con gran expectación sirvió para informar de primera mano al personal sobre la actualidad de la zona y de pasó para comenzar a meterle mano a los tintos.

El primer tinto que degustaron fue una fusión de Cabernet Sauvignon y Syrah del 2006. Mi amo hizo una pequeña introducción sobre los tipos de uva y “el juanma” detalló los entresijos de dicha cosecha, como elaboración, condiciones meteorológicas, tipos de madera en la que envejeció y tiempo que permaneció en botella. Dicho esto y acompañado de un queso semi curado el personal comenzó a degustar el tinto, llamó la atención la aspereza de la syrah o también la tonalidad del vino.

Mientras se decantaba el segundo tinto y el Ministro de Alimentación afinaba el plato estrella de la noche se realizaron los juramentos. Acto que resultó una vez más muy ameno y emotivo.

Minutos después y con la jura de bandera ya realizada pasaron al segundo tinto de la noche. Cabernet, Syrah, Tempranillo y Merlot, amalgama de uva, y cada una aportando sus características. Aparecía la Tempranillo y la Merlot y todo ello en una añada del 2007. Mi amo nuevamente hizo una avanzadilla de la composición del tinto y “el juanma” remató con los matices y de dicha añada. Para acompañar, nada más y nada menos que Cinta de Merkel a la Orange, plato majestuosamente cocinado por el Ministro de Alimentación. Antes de dar paso a la degustación del tinto y la carne se hicieron los brindis de rigor. Y al termino de los mismos “el Rafael Rosal” añadió: “Si se te levanta con la Merkel es que no hay crisis”.

Y como no hay dos sin tres y mientras el tercer tinto acababa de decantarse, “la pantera” que estuvo muy aplicado toda la noche se encargó de darle un enjuaguillo a los catavinos para tenerlo todo a punto de cara al último tinto de la noche. Se repetía la fusión de uva, Cabernet, Syrah, Tempranillo y Merlot, pero en esta ocasión de una añada posterior, la 2008. Mi amo y “el juanma” hicieron una nueva introducción y el Ministro de Alimentación, acompañado de “el pijo del padel” prepararon y sirvieron unos tomatitos cherry donados por “el Carlitos Gracia” para acompañar el tinto. Los tíos seguían disfrutando como niños buscando sabores, colores, olores, sensaciones, comparando unos vinos y otros, y las tertulias aisladas sobre lo catado empezaban a tomar protagonismo. Para ordenar tantos estímulos mi amo decidió organizar un poco el cotarro e improvisaron una rueda en la que cada uno comentó las sensaciones que los diferentes tintos les habían aportado. Llegando así al punto más álgido de la noche, en el que hubo comentarios diferentes, pero con un par de coincidencias mayúsculas, por un lado todo el mundo coincidió en la excelencia de los vinos catados y por otro todos los presentes en Brácana Center se sentían los hombres más privilegiados del mundo gracias al rato que estaban compartiendo.

Pero lógicamente aquí no acabó la cosa, luego hubo piña en almíbar, digestivos, hora mancha, recuerdo para Fredy Mercury en el veinte aniversario de su marcha del mundo terrenal…

Y así acabaron una noche en la que una cata improvisada fue la protagonista, una cata sin hablar de taninos, ni maceraciones. Sin hablar de porcentajes de glicerina o acido málico. Sin hablar de tecnicismos… Solo disfrutando de buen vino, buena comida y por supuesto buenos tertuliano.

19 de noviembre de 2011

19 de noviembre de 2011 - Sin comentarios

La prima de riesgo entra en Brácana y sale escardada


Que la cosa está fea empiezo a creerlo de veras, es más he mandado un informe a los pobladores del limbo sobre lo que viví el pasado jueves en Brácana Center, para anunciarles que no estamos exentos de problemas financieros y que si no nos apretamos los machos probablemente la prima de riesgo no trinque. Y todo esto viene a colación porque hasta Brácana ha llegado la famosa prima de riesgo, aunque eso sí, de una forma bastante peculiar. Os cuento.

Este pasado jueves se celebraba la tertulia noventa y cuatro y conclave cuarenta y uno, estaba prevista la visita de dos nuevos embajadores, “el mantequilla” y “el pepe moyano”. El Ministro de Alimentación volvía a tomar el mando de las operaciones en la cocina con “el silencioso” de pinche o Secretario de Estado para la Alimentación” como se quiera llamar. También se esperaba la ausencia de “el Presidente” por problemas de agenda. Y como menú tocaba pegarle otro leñazo al jamón de pata negra, y dar buena cuenta de unos conejitos al ajillo, cazados y “esollaos” por “el Alejandro”, sobrino de mi amo y su hermano que reside en la vecina localidad de Baena.
Pero como ya os he dicho en más de una ocasión, en Brácana Center cualquier cosa es posible, y en esta ocasión muchos cambios sufrió el guión establecido.
Lo del horario de apertura, ha vuelto a sufrir modificación, quedando instaurando para la temporada de invierno, las ocho y cuarenta y cinco (horario champions).
Cuando llagamos mi amo y yo (que me colé, sin que se dieses cuanta) lo hicimos con “el mantequilla” que andaba deambulando por los alrededores de los montes bracaneros (el paseo de los monos), al entrar los tres nos encontramos con “el silencioso”, “el ligre”, y “el pijo del Padel”.
Poco después comenzaron con las cervecitas mientras hacían hora, pero al minuto, chasss, la primera sorpresa. “El Presidente” apareció sin que nadie lo esperase y la verdad es que llegó muy activo y alegre, saludó a todo bicho viviente que andaba por Bracana. En vistas de que el ministro de Alimentación tardaba en llegar, “el silencioso” invito a “el pijo del padel” a meterle mano al jamón. Ofrecimiento que este no rechazó y en un plis plas estaba en la mesa central cortando jamón. Mientras esto sucedía siguieron llegando bracaneros y de la mano de “la pantera” llegó el segundo embajador, “el pepe Moyano”. Este apareció con unos litricos de Fino Moyanito que pronto empezaron a rular de copa en copa acompañando a las aceitunitas partidas, el salmón marinado, o las pataticas salaillas.
Casi con el pleno en Brácana Center decidieron hacer las cuentas, y fue aquí cuando se tambalearon las estructuras económicas de la república. Tras unos minutos de ajustes y pagos el BCB (Banco Central de Brácana) se quedaba sin fondos. La prima de riesgo se había disparado hasta los 669 puntos y solo la intervención de “el pijo del padel” que seguía cortando jamón de pata negra en la misma mesa donde “el presidente” y “el secretario” anunciaban la catástrofe, pudo calamar el miedo escénico que vivieron los bracaneros.
¿Sigo cortando o me paro?, preguntó “el pijo del padel”. Sigue, sigue cortando mientras solucionamos esto. Fue la respuesta que obtuvo.
En un principio trataron de buscar los motivos de tal descubierto económico, luego hubo quién pidió la dimisión de “el presidente” y “el secretario” (no es la primera vez, quizás haya que recordar que las elecciones estuvieron envueltas en polémica e irregularidades). También hubo quién propuso utilizar los Fondos de Estado para las Loterías y Apuestas Múltiples para tapar el vacío del BCB, pero al final y tras un decretazo de “el Presidente” se autorizó una subida de impuestos a escote, que fue recaudada en el acto y que alivió las reservas del BCB.
Posteriormente metieron mano al jamón con aceite, al Fino Moyanito, a las aceitunas aliñadas y al queso, mientras que debatían las actividades para las semanas venideras.
Bastante más aliviados y con el estomago en funcionamiento, “el presidente” abandonó la sede institucional alegando cansancio debido al dia tan complicado con el que había tenido que lidiar, y que de forma satisfactoria pudo enmendar.
La cosa continuó con charlita a pie de barra, y para seguir relajando la situación el Ministro de Alimentación plantó sobre la barra “unas asaduritas de los conejos” que fueron recibidos con alboroto entre los bracaneros y embajadores presentes.
Este fue el momento en que mi amo se retiró, ya que andaba tocadete con la garganta y según el “tenía el cuerpo destemplado”, su precipitada marcha no le permitió ver los juramentos de los embajadores que resultaron ser de lo más ameno una vez más.
De aquí al final poco os puedo contar ya que yo, solidarizándome con mi amo también me marché, poniendo rumbo al limbo. Pero por lo que he podido averiguar en estos días, la cosa parece que acabó bien entrada la noche. Los cuatro conejos cayeron junto a las tres piñas de pan, al Fino Moyanito le vieron el fin teniendo que echar mano del Fino Pata Hierro, que reapareció en sus dos nuevas versiones, fresco y solera, y para el postre empezaron unas laticas de piña en almíbar que acompañaron con un Ribera de Duero hecho llegar por “el mantequilla”, con la particularidad que aún no está ni tan siquiera en el mercado, volviendo a ser Brácana Center un centro de innovaciones de primer orden.

15 de noviembre de 2011

15 de noviembre de 2011 - 2 comentarios

Jamón, jamón, jamón y vino de Maillo.




El jamón (o anca, pernil, pierna) es el nombre genérico del producto obtenido de las patas traseras del cerdo, salado en crudo y curado de forma natural. Las patas delanteras del cerdo, pese a tener un proceso idéntico de elaboración, reciben el nombre de paleta, o paletilla
Las primeras noticias del jamón son del Imperio romano aunque los primeros cerdos (Sus scrofa domestica) probablemente fueron traídos por los fenicios. En Tarraco se encontró un jamón fosilizado de casi dos mil años. Las razas actuales de cerdo ibérico son probablemente la mezcla de estos cerdos con jabalíes.

Esta es la definición que he podido encontrar por internet, y no está mal, pero de lo que no habla es de la alegría que un jamón da a todo el que participa de su degustación. Yo fui testigo directo de lo que sucedió en Brácana Center cuando “el garri” uno de los embajadores de la última tertulia empezó a meterle mano al pata negra que momentos después saborearon.

Pero vallamos por partes. Para empezar tengo que decir que mi amo cumplió muy dignamente sustituyendo al Ministro de Alimentación que causó baja por encontrarse de viaje. Primero amenizó la tertulia con unas avellanitas y aceitunas y luego sirvió un quesito y un platito de cabeza de cerdo con el que habían llegado “el cholo” y “el garri”, dos de los embajadores de la noche. Poco a poco los bracaneros iban haciendo acto de presencia, pero aun quedaba por llegar el tercer embajador, “el féli maillo”. A este lo esperaban con expectación, ya que era el encargado de llevar el vino al conclave y su tardanza desesperaba al personal, que se contentaba viendo como “el garri” afeitaba el pata negra con elegancia y maestría.

Mi amo por su parte hacía lo que podía tras la barra, ya que no solo tenía por misión alimentar de forma digna al personal, además tenía que lidiar con “el abertxale de ca bellio” al que le correspondía actuar como pinche de cocina. Durante toda la noche se mostraron hostiles el uno con el otro y solo la noticia de que el Partizan de Beograd había ganado de uno al Real Madrid pareció calmarlos un poco.

A las 21´30h y casi por sorpresa apareció “el feli maillo” con una caja al hombro y de donde posteriormente sacaron seis botella de solera fina Saavedra y una lata de aceitunas aliñadas. Esto calmó los ánimos y tranquilizó al personal, y para celebrarlo y mientras “el garri” seguía colmando el plato del jamón, mi amo y “el abertxale” presentaron unos montaditos de queso de cabra en rulo con salmón marinado o anchoa.
Pero la atención del personal estaba en la mesa central donde “el garri” parecía poseído cortando y cortando. Cuando el palto parecía no poder soportar más jamón alguien hizo una señal a los encargados de la cocina y estos alborotados ultimaron los preparativos, mientras mi amo preparaba el aceite de oliva, “el abertxlae” cortaba un par de piñas de pan. Poco después y ya por fin se dio el pistoletazo de salida, no sin antes cumplir con el ritual de los brindis, recordatorios y saludos. Para completar el pleno solo faltaba “el pepelui” y todos se acordaron de el, pero cuando comenzaron a comer jamón con pan y aceite, acompañado con vino de maillo me da la sensación que no se acordaban ni del día que era. Ese triangulo mágico los elevó al cielo, tanto que yo aquí en el limbo los ví desfilar por delante mía uno tras uno. Pude ver a “el aijao” relamiéndose, a “el niño” con los dedos chorreando aceite, a “el silencioso” que haciendo honor a su nombre apenas hablaba mientras comía. A “el abertxale” y a mi amo que mientras comían andaban preparando un viaje a Málaga. También pude ver pasar como una bala a “la pantera” que mientras mojaba aceite y comía tocino” hablaba de campo y de olivos. “el cholo” y “el garri” pasaron hablando de la cantidad de vino que es capaz de beberse el segundo si está a gusto. También pude ver pasar a “el feli maillo” que hablaba de sus vinos con la boca grande como si lo hiciera de sus propios hijos. “el pijo del padel” y “el ligre” comían y bebian vino mientras hablaban de sus últimas hazañas vividas, mientras que “el paticorto de las ondas” y “el maestro” lo hacían de unas aceitunas aliñadas que pronto aparecerán por Brácana.

Tras pegarle el primer golpe al jamón y permanecer aislados de la realidad durante un buen rato, pasaron al capitulo de los juramentos de los embajadores y tras ellos, mi amo y “el abertxale” cerraron el capitulo referente a comida con unas rebanaditas de paté ibérico que sirvieron para apurar la última botella de Saavedra y dar paso al PX y los digestivos.
Tranquilos andaban cuando alguien reparó en que habían entrado en el 11 del 11 del 2011, y para celebrarlo “el abertxale” y al grito de: “no hay huevos de partir otro plato de jamón”, revolucionó al personal que al unísono animaron a “el garri” a dar “otra vuelta de sufato”. Y dicho y hecho, a eso de las doce y media andaban nuevamente comiendo jamón, embelezados mojando pan en aceite, eso sí con PX y digestivos ya que el vino había sido apurado hasta la última gota.

Poco después dieron fin a una nueva tertulia en la que el jamón y el vino fueron más protagonista que nunca, sirviendo como aliados perfectos, una vez más para una noche intensa de charlita de la buena.

8 de noviembre de 2011

8 de noviembre de 2011 - 1 comentario

¿Campaña electoral?. No gracias, mejor vino y jamón


El último conclave o tertulia, o como se quiera llamar, comenzó con la novedad que suponía el cambio de horario de apertura de las puertas de la sede institucional, pasando de las nueve de la noche a las ocho y treinta. Pero solo “el silencioso” pareció haberse enterado, ya que fue el único que estaba presente a dicha hora. También mi amo, al parecer se había enterado pero aún así llegó un poquito más tarde. El siguiente en aparecer fue “el pepelui” o Ministro de Alimentación, y poquito después hicieron acto de presencia “el ligre” y “el pijo del padel”. Estos parecían los reyes magos, ya que se dejaron caer en Brácana Center con: una docena de copas de brandy, dos juegos de banderas de la CEE, que al darle la vuelta resultaban ser, una de España y otra de Andalucía. También llevaban una garrafa con aceitunas aliñadas y dos hoces, una para diestros y otra para zurdos (eso dijo el ligre). Pocos minutos después de las nueve de la noche apareció “el maestro”, y a su llegada se inauguró la primera tertulia a pie de barra con aceitunas y avellanas y con cerveza para ir haciendo el pie de cuba. Y justamente cuando empezaban a coger ritmito apareció “el abetxale de ca bellio”, a su llegada se desató la polémica, sobre las fotos robadas aparecidas en un diario de tirada provincial en el que aparecen “el abetxale” y su nueva chica muy acaramelados los dos cuando se disponía a inscribirse en el comedor del Colegio Vicente Alexandre de cara al próximo curso escolar. Cinco minutos después en pleno acoso y derribo a “el abertxale” y su polémica foto, apareció “la pantera de la itv”. Momento que aprovechó “el abetrxale” para desviar la atención y poner sobre la mesa la crisis griega y la postura de Papandreu. En todo el follón de las fotos robadas, de Papandreu y la Merkel y de la madre que los parió apareció el “paticorto de las ondas”.
Como en ese momento ya había mayoría decidieron comenzar con el consejo de ministros. Un consejo de ministros muy aprovechadito y completo en el que comenzaron eligiendo el menú para la cena de confraternidad con las mujeres bracaneras que tendrá lugar el próximo día diecinueve del corriente. Este apartado requirió bastante rato y tras largas deliberaciones y con un salmón marinado entre tanto que sirvió el Ministro de Alimentación se decantaron por el menú número tres. Menos tiempo necesitaron para aprobar por unanimidad la propuesta de compra de participaciones de lotería de navidad de la hermandad de la virgen de las mercedes. Posteriormente “el paticorto de las ondas” informó sobre la evolución de la confección de la Enciclopedia de la Historia de Brácana que al parecer va por buen camino, y pronto verá la luz. Para amenizar el consejo de ministros que estaba siendo muy intenso el Ministro de Alimetación y al grito de “segundo del corriente” presentó sobre la barra unas empanadas que habían sobrado de la visita de “el pichichi” y “el antonio barranco”. Rechazada fue la propuesta de aliñar aceitunas por falta de material, pero aprobada fue la propuesta de crear la figura del secretario de alimentación, cuya función no es otra que hacer de pinche del Ministro de Alimentación, esta figura es rotativa y recaerá en un bracanero por semana, estrenado el cargo a petición propia “el paticorto de las ondas”, que a pesar de encontrase malo se mostró muy animado durante toda la noche.
Terminaron el consejo de ministros con las cuentas, momento en que aparecieron “el niño” y “el aijao”, con lo que se completó el pleno.
Y cuando todo el mundo estaba dispuesto a dar paso a un rato más relajado y distendido tras las obligaciones cumplidas “el ligre” pidió permiso para darme un responso ya que días antes se había cumplido un año justo de mi marcha hacia el limbo, bueno, hacía el purgatorio, que es donde pasé mis primeros meses.
Ni que decir tiene que en este momento me emocioné considerablemente, es más pude ver como el personal también se emocionaba incluso vi derramar alguna lagrimita a mi amo. Una vez más el Ministro de Alimentación supo manejar la situación y cuando el personal andaba cariacontecido plantó una cazuela de pescado en la mesa central que levantó el animo de todos. La cazuela estaba de muerte según pude ver y el Fino El Maestro también, al igual que un mostico del año que por allí andaba, y al igual también que un litrico con el que apareció el maestro de un vinito de uno de sus barriles que parece estar en periodo de pruebas.
Maná sonaba en el ipod de “el pijo del padel” y con los brindis de rigor realizados se “jalaron” la cazuela. A estas alturas la tertulia a pie de mesa llegaba al “sumun” cuando alguien dijo que “el maky” estaba en busca y captura, acusado de fraude fiscal. Pero como en Brácana hasta que no se demuestren los hechos no hay culpables se defendió la inocencia de “el maky” a capa y espada. Por otro lado y mientras esto sucedía “el silencioso” inauguraba el apartado de ciencias del saber al demostrar que de una botella de tres cuatro de vino salen cinco copas a boca ratón y siete a tres cuarto del catavino.
Luego y tras aprender algo nuevo pasaron a los postres, que en esta ocasión fueron unos coñazos también sobrantes de la visita de “el pichichi” y “el antonio barranco” acompañados de la botella de champán que regalaron “el fernando”, “el luis” y “el bernado” la semana anterior. Concretamente se trataba de una botella de Champagne De Saint Gall, Blanc de Blanc, Millesime 2000, Grand Cru. Y con tanto nombre era de esperar que estuviese cojonudo, como así fue.

Y del champagne a los digestivos y poco después cada bracanero para su casa. Y mientras en el estado español los unos y los otros se tiran los traste a la cabeza en una campaña electoral bochornosa, en Brácana ya están pensando en el jamón y el vino de Maillo que les espera en el próximo conclave

1 de noviembre de 2011

1 de noviembre de 2011 - 3 comentarios

Día grande en Brácana Center.




El pasado 27 de Octubre del 2011, pasará a la historia de la joven República de Brácana como un día especial, grande, histórico. Ya sé que estos calificativos no es la primera vez que los utilizo para hablaros de una tertulia o un conclave, pero es que esta vez realmente son merecidos. No en vano, se recibía la primera visita de dos jefes de estado y un primer ministro, elevando a visita de alto estado la presencia de Fernando Giménez Alvear, Luis Giménez Alvear y Bernardo Lucena en la sede institucional de Brácana Center.
Yo que en el limbo he andado muy ocupado con la llegada del Maestro Antoñete, podía percibir que ahí abajo había movimientos pero no alcanzaba a adivinara el motivo. Pude observar que el sábado anterior al conclave hubo redecoración de la sede y limpieza general. También trapicheo pude adivinar con el tema del menú. Y claro, cuando llegó el jueves y empezaron a desfilar los invitados, fue cuando me di cuenta de la razón de tanto movimiento y nerviosismo.

Cuando mi amo llegó a la sede, se encontró en ella con el Ministro de Alimentación y “el silencioso” que andaban dando los últimos retoques para que todo saliera a la perfección, algo que en una republica anárquica, es bastante complicado. Poco después llegó el primer invitado, “el Bernardo”, este al parecer, y por lo que pude entender ejerce de Primer Ministro de la vecina localidad de Alvear. Es más, según tengo entendido ostenta el cargo de Ministro de Trabajo, Comunicaciones, Relaciones con la población permanente e itinerante del variopinto poblado de habitantes de Alvear, (en especial con Manolo Gómez, el m…) y un largo etcétera de responsabilidades. Como digo fue el primero en aparecer por Brácana Center y es de agradecer ya que minutos antes andaba por Córdoba de médicos. Poco a poco continuaron llegando bracaneros, hasta que pocos minutos después de las nueve de la noche, hacían acto de presencia Fernando y Luis Giménez de Alvear, descendientes del Conde de la Cortina y de un tal Drake, que anduvo piranteando años atrás. Como podéis imaginar con estas reseñas no había lugar mejor donde podían caer que en Brácana Center, donde los piratas abundan a mansalva entre embajadores y bracaneros. Como digo los hermanos Alvear, Fernando y Luis, (que al más puro estilo hermanos Kaczynki en Polonia), llevan las riendas de la vecina localidad de Alvear, aparecieron con una botella de vino bueno debajo del brazo, como no podía ser de otra manera.
Pero como Brácana es una anarquía donde es bastante difícil controlar lo que sucede, segundos después de aparecer los jefes de estado invitados, aparecieron dos viejos embajadores que llagaron nada más y nada menos que con dos docenas de catavinos marcados con el nuevo logo de la tertulia, en agradecimiento por las atenciones recibidas cuando visitaron Brácana Center, semanas atrás.
Este detalle, inconsciente para muchos, sirvió para romper el hielo como se suele decir y en un plis plas encontrarse el personal bebiendo Fino El Arrumbador y degustando el salmón marinado ejecutado a la perfección, una vez más, por el Ministro de Alimentación, que ya campaba a sus anchas por la cocina. Mientras ello sucedía, las charlitas aquí y allí ya habían tomado cuerpo en la sede. “El Fernando”, “el Luis” y “el Bernardo” parecían encontrase a gusto y eso se contagiaba a los bracanaeros que informaban (entre otras cosas) del reconocimiento que la ONU les hizo como estado integrante de esta institución meses atrás. También hablaron de las pruebas culturales realizadas por los bracaneros, o de la trayectoria de la republica desde que hace un par de años comenzó a funcionar. Se informó a los invitados del sistema tributario, de los ministerios e incluso del reparto de tareas dentro de la república.
Del salmón marinado pasaron a los crujientes de pomme de terre con chistorra elaborados, como ya es sabido, por “el pepelui”. Y poco después mi amo, se dirigió al atril para y en el apartado semanal de reminiscencias leer un pasaje de la Enciclopedia Ilustrada de la Historia de Brácana, tomo primero.
El Fino El Arrumbador iba tocando a su fin y para el siguiente plato, las brochetas de frutos del mar, el personal pasó a degustar el Fino El Maestro. Tengo que decir, que dichas brochetas inauguraron la nueva plancha de Brácana, una inversión necesaria y con carácter modernista, y que fue aprobada por mayoría absoluta en el último consejo de ministros. Antes de meterse entre pecho y espalda tal manjar, los bracaneros hicieron los brindis de rigor, donde también recordaron y brindaron por el Maestro Antoñete (a tomar por culo los antitaurinos) y tuvieron un breve recordatorio para mi persona de pájaro, ya que ahora hace un año que volé para el limbo. Esto fue todo un detalle que me ablandó el corazón.
El conclave treinta y ocho perteneciente a la tertulia noventa y uno, iba cogiendo ritmo pero “El Luis” y “el Bernardo” habían decidido apurar sus minutos en Brácana Center debido a que su residencia la tienen en la vecina localidad de Córdoba, y esto obligó a acelerar un par de eventos.
Por un lado y con el Presidente de la República , Independiente, Anárquica y Laica por la gracia de dios como maestro de ceremonias y apoyado en “el abertxale” como ayudante, se hizo entrega de un diploma recordatorio de la visita a Brácana Center de tan ilustres invitados (esto es pelotilleo puro, pero si no lo pongo igual mi amo me fríe en el próximo perol de pajaritos que hagan). Lo recogió y leyó “el Fernando” y por lo que pude oir, se lo llevó para su casa de Montilla. El otro evento que quiero comentar fue el reparto totalmente desproporcionado de las gachas con arrope que hizo “la marina”, y con las que se presentó el “Paticorto de las ondas”. Ambos dos invitados se llevaron media bandeja (para probarlas dijo el Ministro de Alimentación, en un acto que levantó mucha polémica y con tintes de peloteo puro y duro), quedando la otra media bandeja para nada más y nada menos que diez personas.
Pero antes de degustar las majestuosas gachas y tras la marcha de los dos invitados antes citados, se “jalaron” unos montaditos de presa ibérica a pie de barra, con tertulia buena y con el Fino El Maestro como acompañante de lujo.
Y de la barra, otra vez a la mesa central, para degustar ahora sí, las gachas con arrope, donde el Fino el Maestro dio paso a un PX del año cincuenta que hizo llegar hasta la sede “el abertxlae” y que fue el acompañante ideal para una sinfonía de sabores sin igual y que de paso deleito al personal. Y claro, como el momento era tan particular, pues Cat Stevens no se lo quiso perder y sin apenas darse cuenta más de uno tarareaba el Morning has Broken, o el Peace Train… recordando sus años mozos.
Y de la mesa central, otra vez a la barra, vaya trapicheo. Allí remataron la faena con los digestivos. El lateral de la barra que da entrada a la cocina fue el lugar elegido, para a la par que saboreaban los digestivos, charlar de música, de educación, de los valores humanos, de lo difícil que a veces es vivir en un pueblo… Allí en ese recóndito espacio de la pequeña pero infinita República de Brácana rieron y charlaron como iguales bajo la reposada mirada de las botas del oloroso que semana tras semana son invitadas de excepción.

25 de octubre de 2011

25 de octubre de 2011 - 2 comentarios

!Gran coriida en Brácana!, de toros, de toros


La última tertulia estuvo muy movida, animada y sobre todo participativa. Buena parte de culpa la tuvieron los tres embajadores invitados, que con su arte, elegancia y saber estar dejaron constancia de su presencia.

Para empezar tengo que decir que mi amo llegó tarde, y eso empieza a ser habitual, y que a mi no me gusta nada. Sin embargo “el triki”, “el moreno y “el oche” llegaron puntuales y con “jateria” debajo del brazo para compartir con los tertulianos.
El Ministro de Alimentación, no tardó en plantar en la barra la cañita de lomo y el queso con el que llegaron dichos embajadores dando así el pistoletazo a la primera tapita en barra y a las primeras charlitas de la noche. La música de los ochenta, la muerte de Gadafi o la indignación generalizada por el choteo que se traen los canallas y asesinos de Marta del Castillo ocuparon el primer tramo de la tertulia de la noche, todo ello compartiendo el Fino el Puma y con Rosendo de fondo. A estas alturas ya se echaba en falta a “el paticorto de las ondas”, que causó baja debido a que “la marina” se encontraba en Francia visitando a su padre que anda regular el buen hombre, y por tanto tenía que cumplir con sus obligación de progenitor cuidando al pequeño Iván. La herradura de un percherón del Monfragüe donado por “la divi” para la causa también dió un ratico de charla. Y con tanta charla y tanto vino apareció como el que no quiere la cosa el primer lomo en orza de la noche. En esta primera cochura los bracaneros y embajadores pudieron degustarlo en manteca “colorá” y poco después en aceite, ambas especialidades preparadas por el Ministro de Alimentación, y todo ello mientras saltaban de Rosendo a los Ronaldos.
Minutos después mi amo dió paso a la lectura del apartado llamado “reminiscencias”, y de ahí otro salto, ahora al juramento de los embajadores que resultó un acto muy emotivo y que sirvió de antesala al himno. Tras el himno se dió paso al plato estrella de la noche y que no era otro que un revuelto de setas con langostinos. Pero como es tradicional antes de meterle mano al plato estrella se sucedieron los brindis de rigor que en esta ocasión presentaban una novedad, nada mas y nada menos que una poesía recitada por “el ligre” y que levantó grandes aplausos y carcajadas entre el personal.
Con el estomago lleno y la mente sembrada gracias al Fino el Puma se pasó a la presentación del cartel taurino de la Primera Feria de Nuestra Señora de la Morcillona. Mucha polémica ha desatado la confección de dicho cartel, en el que han quedado fuera primeras espadas como Molletico de Antequera, el Albóndiga de Cazalla, el matador chino Veinte duros o Sipotico de Archidona que sigue convaleciente de la terrible cogida que le desgarró el prepucio y la parte superior del pene, y que al parecer y tras un injerto de pene donado por Makelele parece haber recuperado la erección. No así la naturalidad y vistosidad en el mismo ya que ahora y según ha comentado su novia Vergajo Villatoro en un semanario rosa, lo tiene en tecnicolor. Al final y con reses de la ganadería de “La herrería del toro sentado” los diestros; El Niño la Tranca, Fardelillo de Montemayor y Fideito de Cádiz, son los elegidos para que el próximo día de difuntos a partir de la cinco de la tarde puedan dar muestra de su talento en el Coso Monumental de Los Escardillaos. También polémica como decimos ha levantado la elección de la ganadería quedando fuera del cartel los astados de La Duquesa de la Almeja Vieja o los de la ganadería Cuernecitos de Oro. En este apartado comentar que Manolo Molón especialista taurino de Radio Brácana Onda Media (RBOM) pudo mantener una conversación telefónica con el ganadero Cornelius Cabeza de Vaca y su señora Doña María del Pitón Izquierdo propietarios de la ganadería elegida, en la que ambos mostraron su satisfacción por poder entrar, ya por fin, en la Feria de Nuestra Señora de la Morsillona. Y las que la Señora Doña María del Pitón declaró ser una ferviente seguidora de “El Niño de la Tranca”, mientras que su esposo Don Corneluis confesó su decepción por la no inclusión en el cartel del joven matador bracanero, Punselón de Parapanda.
Una vez desvelado el cartel taurino los Bracaneros y embajadores pasaron a degustar el papelón de dulces traídos por estos últimos y que junto a los digestivos y a Rafaela Carrá sonando en el Ipod de “el Pijo del pádel inauguró una noche más la hora mancha.
Pero aquí no acabó la cosa, ya que “el ligre” muy activo durante todo el conclave organizó unos pocos de rondos. Os explico, los rondos no es otra cosa que con el personal alrededor de la mesa y ya bien cargadito, seguiendo por orden una rueda de, o bien porteros de fútbol míticos, o de palabras que empiecen por Van …, o en otras ocasiones de palabras que empiecen por In…, también de tabernas y pub míticos de la vecina localidad e Montilla, e incluso de apodos, o de campos de fútbol históricos, o de ciclistas. Aquí echaron el resto y un poco antes de la primera hora más temprana del día pusieron rumbo a la realidad esperando con ansias la llegada del próximo jueves.

Yo tardé poco en llegar al limbo y cuando lo hice me topé con el personal revolucionado, y es que había dos personajes esperando la autorización para entrar y formar parte de la caterba que allí estamos. A lo lejos y conforme me acercaba pude oír todo tipo de insultos, improperios e incluso a Rockberto de Tabletón apedreando a Gadafi que quería entrar. Lógicamente a este canalla se le negó la entrada y al parecer lo mandaron para Venezuela con su amigo Chaves. Al que sí dejaron entrar y además lo animaron para que lo hiciera haciendo el paseillo fue al Maestro Chenel Antoñete que fue recibido con una gran ovación, y al que se le concedieron dos orejas, las de Gadafi y un rabo también de Gadafi, que por lo que pude entender se lo habían arrancado antes de apedrearlo y largarlo del limbo.

19 de octubre de 2011

19 de octubre de 2011 - Sin comentarios

!Bracacenter!


Juro prometer y prometo que todo lo que vea, oiga y viva en Brácana Center queda bajo secreto de sumario.
Esta frase tan simple resulta ser el texto con el que los embajadores realizan el juramento cuado visitan la sede institucional, para terminar con tres gritos de ¡Bracaneros! Que son replicados por el personal con sus tres ¡aú!, ¡aú!, ¡aú! correspondientes. Pues bien, siendo una cosa tan simple como es, la mayoría de ellos no acaban de entonarla correctamente, y sobre todo el punto donde la mayoría de ellos atrancan es en la pronunciación de BRÁCANA, que como podéis ver esta acentuada en la primera vocal. Los hay que han dicho Bracána, otros Bracaná. Pero el culmen ha llegado esta semana cuando uno de los embajadores invitados, concretamente “el antonio barranco”, al terminar de leer el texto y tras hacerlo como buena mente pudo, y llegado el momento de gritar el ¡Bracaneros! antes mencionado, no tuvo otra ocurrencia que cambiarlo por un ¡Bracanacenter!, que despistó al personal y de paso arrancó las carcajadas de rigor.

Pero esto que os cuento sucedió con la noche ya avanzada ya que la cosa comenzó a eso de las nueve de la noche, horario oficial de apertura de la sede institucional. Además tengo que decir que comenzaron con ritmo, ya que nada más que llegar mi amo, unos minutillos después de la hora mencionada, se puso a preparar el chorizo a la sidra. Los embajadores fueron puntuales y además hicieron acto de presencia cargaditos de varios manjares. En pocos minutos había pleno, a excepción de “el paticorto de las ondas” que suele llegar algo mas tarde. Bueno en esta ocasión hubo una baja que sorprendió al personal y es que “el niño” faltó por primera vez a un conclave y lo que es peor lo hizo tras anunciarlo mediante un sms a su colega “el aijao”, y sin aclarar las causas.
Mientras el chorizo se iba cociendo en la sidra el Ministro de Alimentación entretenía al personal con unas avellanitas, unos tomatitos cherry y unas “pataticas salaillas”.
A eso de las diez menos algo salió el chori que se sirvió como tapita en barra acompañado de Fino el Despiste, momento en que el Presidente comunicó la trágica noticia de que el Fino el Maestro se ha echado a perder. Esto provocó tal desolación que solo el “Tubular Bells” de Mike Oldfield consoló algo al personal, que cariacontecidos apuraron con sopas de pan el chorizo.
La noche continuó con tertulia a pie de barra y con la llegada de “el paticorto de las ondas”, que aunque no probó el primer plato de la noche participó de la tertulia que iba desde los movimientos sísmicos cerca de la Isla del Hierro, al Chisquela pasando por las altas temperaturas que aún sufrimos en pleno mes de octubre, o por el capitulo de reminiscencias que mi amo leyó.

A estas alturas el Ministro de Alimentación se encontraba en plena preparación del plato estrella de la noche, momento que aprovecharon para pasar al solemne acto de juramentos de invitados. El primero en jurar bandera, como así le llaman a dicho acto fue “el pichichi” que no lo entonó muy mal del todo, y luego lo hizo “el antonio barranco”. Acto que ya os he narrado al comienzo del pasquín.
Y de los juramentos a la mesa grande para degustar el surtido de plancha con frutos del mar a base de sepia y pez de limón. Y antes de meter el tenedor, lo de siempre. Sintonía del preludio de la buena mesa, que consiste en que todos los bracaneros y embajadores alrededor de la mesa siguen con tenedor en mano el ritmo marcador por “el silencioso” hasta que este y tras ir incrementando el ritmo del golpeo sobre la formica, para en seco intentando que nadie se pase en los toques. Luego los saludos y ya por fin degustar el plato elegido.
A estas alturas cualquier persona en su sano juicio daría por finalizada la cena, si acaso alguna fruta o algún heladito para rematar antes de los digestivos, pero que va, de eso nada. Aún quedaba un par de golpes de comida, y para “efalagar” decidieron animar un poco la noche musicalmente con unas rancheritas de parchís que pinchó “el ligre” (mitad león, mitad tigre). Eso les volvió a abrir el apetito, si es que lo habían perdido, y plantaron sobre la mesa central un par de empanadas. Una de jamón york y queso y otra de atún con tomate, para amenizar seguían pegándole al Fino el Despiste y la banda sonora alternó a El Puma, con Rafaela Carrá, el himno, o Estopa. Para no perder el ritmo engancharon las empanadas con una caja de coñazos acompañados de los digestivos. Momento que aprovechó “el pichici” y con la música de Dire Straits de fondo, para explicar la elaboración de los coñazos que realiza diariamente en “Ca bellio”.

De aquí al final poco que destacar. Hora “di napoli”, tertulia recordando el último terremoto gordo en Montilla, “rabotazo” rápido saneando la sede…

10 de octubre de 2011

10 de octubre de 2011 - Sin comentarios

De los Manuscritos de Brácana, a las diabluras de “el primo fede”.

Y llegó el día esperado, bueno más bien uno de los días esperados, ya que en Brácana Center todos los días de conclave son esperados.
Pero bueno a lo que voy, que esta semana sumaba el conclave treinta y cinco y además como era el primer conclave del mes, pues los bracaneros estaban solos y sin embajadores. Es decir conclave cerrado que se suele aprovechar para poner la caja al día, planificar los acontecimientos venideros, etc…
El orden del día venía cargadito, pero mientras iban llegando los bracaneros la charlita iba sobre la huelga de la NBA y los jugadores que van cayendo por Europa, desesperó un poco al personal el millón de euros que se embolsará el Koby Bryant por partido, por jugar en un equipo turco. Pero lo que desesperó de verdad fue la decisión de “el primo Fede”, alcalde de la vecina localidad de Montilla, de largarse a hacer carrera a Madrid con el PP, y hacerlo alternando con la alcaldía de Montilla. Aquí hubo opiniones de todos los gustos, pero la mayoría puso fino a “el primo Fede”. La verdad es que a mí me llamó la atención la irritación que cogieron algunos bracaneros, ya que al fin y al cabo “el primo Fede” no tiene autoridad sobre Brácana.
Mientras charlaban y daban paso a la sesión plenaria el Ministro de Alimentación (este va a lo suyo) hizo degustar un salmón marinado por el mismo y que cargo de fuerzas al personal para la deliberación de los temas a tratar. Como tema principal, se aprobaron las nuevas reformas en Brácana Center, que acaparó un amplio debate.

Después de la sesión plenaria “el presidente” informó de los resultados individuales de la prueba cultural que semanas atrás tuvo lugar en la sede, y en donde destaca el ocho y medió que obtuvo “el paticorto de las ondas”, por lo demás muchos progresa adecuadamente y algún que otro bracanero que aprobó raspadito raspadito, incluso queda alguno para la recuperación de diciembre. “El presidente” continuó leyendo un texto elaborado tomando un peñizquito de cada redacción de las pruebas culturales y confeccionando así los manuscrito de Bracana, que aunque no son los del Qumrán, seguro que cuando pase el tiempo tendrán tanto o más valor que los manuscritos del mar muerto.
Para finalizar su elocución, hizo llegar hasta los bracaneros el texto mandado con carácter de documento institucional por parte de “el camarada pruden” agradeciendo formalmente su invitación como embajador hace algunas semanas.

Aún quedaba por llegar el “paticorto de las ondas” que cumpliendo con sus obligaciones como Ministro de Información de Brácana, venía de currar, y claro al entrar en la sede institucional, todo el mundo se dirigió a el, para demandarle información sobre la decisión del “el primo Fede” y los rumores de dimisión del primer teniente alcalde de Montilla “el pepe repiso”. Allí se habló de todo, cada uno volvió a dar su opinión, pero ahora las opiniones tomaron otro cariz. Se habló de la ambición humana, de la moralidad, de la lealtad a los votantes, o de lo humano de la ambición. En fin que se volvieron a calentar y para tranquilizar al personal el Ministro de Alimentación (que seguía a lo suyo) hizo servir el pisto o boronía con un huevesito a la plancha estrellado.
Si la música amansa a las fieras, la comida amansa a los bracaneros. No dejaron resto de la boronia y acto seguido y para no perder ritmo volvieron a deliberar, esta vez sobre la fecha de la cena de navidad, que tras un amplió debate se adjudicó al diecinueve de noviembre. La primera fecha adjudicada fue a caer al día veintiséis, pero la negativa de asistencia de “el aijao”, por motivos sexuales hizo denegar tal fecha. “El aijao” argumentó que tal fecha y si nada lo remedía se encontrará en Valencia afilando el sable (así lo dijo).
El conclave como tal fue diferente, y no solo por lo que os he contado, lo digo también porque no hubo hora mancha, ni hora “di napoli” y sobre todo porque el primero en marcharse fue “el pijo del padel” aunque la escusa es clara y veraz, estaba malo como un perro e hizo un gran esfuerzo por compartir un rato con sus conciudadanos, pero cuando “el niño” hizo sonar el himno del Barcelona por la megafonía de la sede “el pijo del padel” salió zumbando.
Sí hubo sesión de reminiscencias, y también hora de Saramago, y digestivos, y bombones de chocolate y nata, y risas, muchas risas, y sobre todo ganas de que llegué el próximo jueves, dia grande en Brácana.

Suman y siguen…

Ah, se me olvidaba, el vino con el que regaron la noche fue Fino El Despiste.

5 de octubre de 2011

5 de octubre de 2011 - Sin comentarios

Gora La cocina vasca.


Esta semana no os voy a machacar con los números, pero para empezar si os diré que los embajadores volvieron a llegar en trío. En un principio como os digo eran tres, el lunes por la noche era sólo uno, el martes por la mañana dos, el miércoles tres, el mismo jueves por la mañana dos, y al final el jueves llegada la hora de abrir las puertas de la sede sólo uno. Al final y una vez con el conclave ya comenzado fueron tres los embajadores, eso sí, causó baja uno de los embajadores concertados, pero otro de los invitados llegó con su hermano para al final cuadrar el trío. Ah “la pantera” causo baja, y es que tres semanas seguidas era mucha tela.

Como novedad al llegar a Brácana Center se toparon con un grillo, que alegró mucho al personal ya que tras casi un año de conclaves encontraron un motivo para adoptar al grillo como mascota.
La República estaba de celebraciones ya que los migueles quisieron celebrar su onomástica costeando la cena. “El Abertxale apareció con unos pinchos vascos que quitaron “el sentio”. Los ágapes estaban compuestos por Escalabina Aretxalde, Ventresca Elantxobe, Pringá de Getxo y Chorizo Olakueta. Mientras se “jalaban” tales manjares en el Ipod de “el pijo del padel” sonaba Cats Stevens y después “el Sabina. Y mientras degustaban los pinchos alternaban la cerveza con un “mostico mu gueno”. Dando tintes a la barra de herriko taberna.
“El Martinín” uno de los embajadores quiso que el personal degustara una botella de manzanilla que a pesar de abrirse con ilusión resultó estar remontada. A dicho embajador se le agradeció el detalle pero la manzanilla pasó a mejor vida sin poderse beber. Sin embargo el tinto con el que llegó dicho embajador estaba de muerte al igual que el que llevó mi amo
Mientras degustaban los tinto y acababan con los pinchos se pasó al juramento de embajadores, por el atril desfilaron “el martinín”, “el faly” y “el miguel” (hermano de “el martinín”). Tras los juramentos y mientras se hacía hora para el segundo plato el personal charlaba en torno a la barra. Entonces pude oír conversaciones que iban desde los métodos educativos de Don Natalio a los juveniles del Alcorcón donde jugó “El Martinín”. Momento que aprovechó “el pijo del padel” para hacer sonar a Luz Casal y es que la noche se estaba poniendo muy, muy roquera. Para calmar un poco la cosa y ante lo que se avecinaba mi amo dio paso a un nuevo capitulo de las reminiscencias de la tertulia que tanto gusta al personal

La noche continuó con unas patatas rellenas de jamón acompañada de ensalada y salsa alioli preparadas por el Ministro de Alimentación, previamente a su degustación los bracaneros saludaron dicho plato con los brindis de rigor y con Rosendo a todo trapo. A esas alturas el himno ya había sonado una vez.
Tan buenas estaban las patatas rellenas que a pesar de llevar toda la noche comiendo hubo solicitud para que el Ministro de Alimentación preparase otra cochura, y así lo hizo (no revientan por que Dios no quiere). Sin apenas tiempo para digerir las patatas mi amo presentó la fruta (piña natural) acompañada de unas alemanas (entiéndase dulces) que fueron regados con unos mojitos preparados durante la noche por “el paticorto de las ondas” con la receta original de la Bodeguita de En medio de La Habana.
Con tanto trajín, comida y bebida “el ligre” se marcó un grito que simulaba la sirena de una ambulancia, por otro lado un grupo de bracaneros incontrolados y encabezados por “el niño” y “el ahijado” dieron paso a la “hora di napoli”, mientras que Los Manolos sonaban a todo trapo. La cosa estaba cargadita, (hasta “el ahijao” bebió vino), y aprovechando que mi amo había aparecido con su bicicleta y que por tal motivo horas antes se había inaugurado el aparcamiento de bicicletas de Bracana, se dió lugar a la Vuelta Ciclista a Brácana. La Vuelta empezó con una contra reloj individual que consistía en dar vueltas alrededor de la mesa central. “El Martinín” fue el primero en participar, a el siguieron unos pocos bracaneros hasta que mi amo tuvo que detener la contra reloj por miedo a que se cargaran su bici con más de veinticinco años.

Tampoco faltó la hora mancha que sirvió para apurar el lebrillo del mojito, en la que “el torito” de el Fary sustituyó a Joselito. Pocos minutos antes había vuelto a sonar el himno, y es que estaban muy patriotas.

En fin, que contaros, que ya no sepáis. Solo una cosa, el próximo conclave será solo para los Bracaneros y en el se dará las calificaciones individuales de la prueba cultural celebrada semanas atrás. Yo no me lo pierdo por nada.

Saluditos.

27 de septiembre de 2011

27 de septiembre de 2011 - 2 comentarios

Cifras y letras.


Bumerán, Bumerán, viva la numeración. Pavo Real, Pavo Real… (El Puma).
Esta es la sintonía que enchufó “el pijo del pádel” en su pijo ipod nada más que llegar a Brácana Center. Esto me alumbró para contar de forma peculiar el último conclave y de paso hacer un pequeño balance numérico de lo acontecido desde aquella primer tertulia en casa de mi amo.

Ahí voy, por cierto os propongo un juego a ti también falso Punselito. Parad vuestro relojes y cogeros una calculadora y luego me contáis. Os propongo que vayáis sumando los números que vienen en cursiva y que al final lo dividáis por número de asistentes a este conclave. Ya me diréis que os sale.

La cosa empezó bien, no en vano fue el conclave número nueve en el que hubo pleno de bracaneros, concretamente el número dos que sucede de forma consecutiva, y la número uno fuera de los conclaves diez y once, ahora por tanto en el treinta y dos y treinta y tres se repite la historia.

Concretamente es el conclave número siete en que los embajadores llegan de tres en tres, en esta ocasión volvió a asistir como embajador un miembro de las fuerzas de seguridad del estado, se trata de “el Paquito el Municipal”. Era su primera aparición en Brácana Center al igual que sus otros dos compañeros, “el Rafa Villar” y “el Cabello”.
Como digo “el Paquito” es el miembro número tres de las fuerzas de seguridad del estado que aparece por allí, pero no es el miembro número uno que lo hace con ese nombre de pila, ya que los que lo han hecho se les llama de la misma manera. El primero fue “el Paco” el cuñado de “el abertxale”, municipal en Posadas (conclave número siete) y el segundo “el Paquito” el cuñado del “el pijo de los balcanes”, (conclave número treinta y dos).

A eso de las nueve de la noche se abrieron las puertas de la sede institucional, y poco después estaban probando el primer vino de la noche, Fino El puma, que era la ocasión número dos que aparecía por allí. Luego a las diez y quince minutos se estaban “jalando” unas habitas baby con jamón que preparó mi amo, en un perol con dos asas lindas. Era la primera ocasión que se presentaba este plato en Bracana, pero no en el cómputo general de las tertulias, ya que en la tertulia número veintitrés en casa de mi amo, “el pijo del padel” las preparó con dos huevos fritos estrellados. A dicha tertulia solo acudieron cinco personas, los cuatro fundadores y uno más, el caracoles.

A eso de las once menos veinte mi amo dio paso a la entrega número dos de las memorias de las tertulias y a continuación se pasó a los juramentos de los embajadores. Que con los presentes sumaban el número de treinta y cinco. Eso sí solo treinta han jurado ya que cinco de dichos embajadores no lo pudieron hacer por causas diferentes.
A las once y diez el Ministro de Alimentación servía en mesa el atún encebollado al estilo de Barbate. Tengo que decir que cinco minutos antes y con un salchichón ibérico de “el chuchi” se habían apurado los tres litros de Fino El Puma con los que hizo acto de presencia El presidente, y ya estaba rulando la primera jarra de Fino PataHierro.
Dicho manjar era la segunda ocasión que hacía acto de presencia por las tertulias, aunque en la anterior ocasión correspondió a la tertulia número catorce a la que solo asistieron los cuatro fundadores. Por lo que fue palto muy celebrado por los catorce asistentes a la tertulia ochenta y seis, que a su vez era el conclave treinta y tres, siendo el número veintinueve celebrado en Bracana Center y el a su vez el número nueve celebrado con aire acondicionado, y por cierto el primero con aldaba, llegada de la mano de “el ligre”.

Los ciento once centilitros de Fino Pata hierro depositados con esmero en la jarra había caído también cuando tuvieron que echar mano a un box con vino restante de semanas anteriores destinado al guiso para rematar el atún encebollado, y es que en esta ocasión hasta el niño bebió vino al plan de los hombres.
Tras el atún vinieron los digestivos y la entrega número nueve del momento “di napoli”, que consiste en pegar un cubetazo de agua que gotea del equipo de refrigeración en plena vía pública, al grito de “agua vá”. De ahí al final lo de casi siempre, tertulia, bromas, risas, charlita, Joselito, Kiko Veneno…

¿Bueno qué?. ¿Habéis hecho la cuenta?
Ya sé, sale un número que ni fú ni fá, y mucho más cuando todos esperáis que de el número erótico, ¿no?.

A ver, ¿y si al número que os ha dado le sumamos los siguientes?
Anotad el cuatro, que fueron los goles que le metió el Betis al Zatagoza, sumad también el uno, que fue el número de gritos “ahuracanados” que se marcó “el ligre”. Sumad también el tres, que son los personajes que salen en la foto. Ah y se me olvidaba, una “hachuela con más de cuarenta años con la que también apareció “el ligre”.

¿A que ahora es otra cosa?, Bueno, quizás sea el número que esperabais, aunque del revés.
Ja, ja, ja, ja…

18 de septiembre de 2011

18 de septiembre de 2011 - 1 comentario

Debate, debate, debate...


Siguen pasando jueves, con el último ya van ochenta y cinco, y como digo de vez en cuando, uno nunca sabe lo que puede ocurrir. En esta ocasión fueron tres los embajadores, “El paquito”, “El marquitos” y “El chuchi”. El primero, cuñado del Ministro de Alimentación, es el segundo representante de las fuerzas de seguridad del estado que hace acto de presencia en Bracana Center, el segundo llegó tras muchas semanas de espera por parte de los bracaneros y el tercero… ¡Madre mía el tercero!, ¿De donde han sacado a este tío?. No paró de animar el cotarro desde que llegó hasta que pasada la segunda hora más temprana del día se marcharon. Recitó, cantó chirigotas, tangos, flamenco, contó chascarrillos que entrelazaba con vivencias de la niñez, bebió, comió y no paró de agradecer a los bracaneros la invitación. Además de arrimar vino y productos tradicionales de las matanzas que sigue haciendo año tras año.

Como la cosa fue larga e intensa he tenido que echar mano de mi agenda para intentar que no se me escape detalle de lo que allí ocurrió.

21´30h. Tres cuartos de entrada, con presencias significativas, “la pantera de la itv”, “el chuchi” (embajador) que llegó con vino, morcilla y salchichón, y “el paquito” (embajador) que también llegó con un par de botellas de vino bajo el brazo.
En la barra avellanitas y patatas “salaillas”.

21´48h. Llega “el marquitos” (embajador y que aprovechando unos” diillas” de vacaciones, por fin aparece en Bracana Center, lo hace a la par que “el abertxale de ca bellido” quién le comunica a mi amo la trágica noticia de que Rusia se ha afeitado a serbia el los curtos del Eurobasket de Lituania”. Hay que matizar que a pesar de que “el pepelui” o “Pijo de los Balcanes” es el único representante institucional de la antigua Yugoslavia en territorio bracanero, mi amo o “pijo del Magreb” y el “mígue ortí” o “abertxale de ca bellio” son seguidores incondicionales del Partizán de Beograd al igual que del Novi Sad, la Vosvodina, el Cedevita de Zagreb o el Spartak de Alexandrovas entre otros.

21´50h. Al grito de “tapa en barra” el Ministro de Alimentación planta unos “platicos” combinados de marisco de Huelva. También comienza la degustación de vinos que por la barra andan y que se convierten en el centro de atención del conclave. El vino al poder. La jarra de vino llena catavinos con el vino de “el chuchi”, y una botella de agua mineral con la letra D, lo hace con uno de los dos vino que llevó “el paquito”. Empiezan a saborear uno y otro, paladear, oler mirar al trasluz el color, a debatir. (Debate 1).

22´04h. Tras semanas sin hacerlo suena el himno. Minutos después “el chuchi” empieza a soltarse y llega “el paticorto de las ondas”. “El chuchi” comenta que cuando los cochinos ya tienen sus arrobas correspondientes hace la matanza. (Debate 2), ¿Cuántos kilos son una arroba?. En pleno debate llega “el paticorto de las ondas”.

22´27h. Llega “el quini”. Y con el son catorce. Pleno y record en Bracana Center.
“El chuchi” sigue calentando los debates a la vez que hace que el personal no pare de reir. Detalla la crianza de sus cochinos, al parecer los alimenta de las bellotas de un chaparro que hay en un “vardal”,, donde el tiene el campo (así lo dijo). (Debate 3), se abre el debate para definir que es un “vardal”. (Debate 4), si el chaparro está en un “vardal”, ¿de quién son las bellotas?, ¿del amo de la finca donde está el “vardal”?. “El chuchi” contesto: ellos se comen las que caen en el camino, además los “vardales” son de “tos”. Todo sucedía mientras unos platos de morcillita de la matanza de “el chuchi”
rulan por el personal de mano en mano.

23´00h. Los juramentos de los embajadores. A continuación “el chuchi” coge correndeta. Comienza cantando y luego emula y recrea con detalle cuando era espadachín en la banda de los salesianos por ser pobre y no pagar su madre la cuota.
(debate 5). Los espadachines de la banda de los salesianos. El debate lo zanjó “el chuchi” cantando una chirigota de un moro y dos camellos. Minutos después el Ministro de Alimentación sirve en la mesa central de Bracana Center la carrillada con patatas fritas. Suena Loquillo, y la botella de agua con vino de “el paquito” con la letra I, ya rula de catavino en catavino acompañando a los otros dos caldos.

00´03h. se inaugura el nuevo apartado llamado reminiscencias donde mi amo repasa alguna tertulia ya vivida. A continuación vuelve la hira saramago de la mano de "el Abertxale"
00´07h. Vuelve el “grito auracanado”
00´14h. “el marquitos” pone los digestivos. Defecto profesional.

00´21h. Abren una rueda de opiniones sobre los caldos degustados. Lógicamente opiniones de todos los tipos, coincidencias, DEBATE, y al final dos conclusiones claras: El vino es un ser vivo, y cambia como las personas. Y otra, cada persona tiene su vino.

00`45h. Hora mancha y rueda del tren.
01´00h. Otra vez el himno. (el “aipo” del pijo del padel).
01`15h. Mi amo y “el chcuchi” se arrancan por el cabrero. Luz de luna.
01´20h. Simulación del Fandi, por parte de "la pantera" que coloca un par de banderilla en la mesa central. Mi amo le hace el quite.
02`00h. Despedida y cierre.

Pero aquí no acabó la cosa en mi caso, cuando llegué al limbo me encontré que estaban de parranda. Celebraban el primer aniversario de de la llegada de Labordeta a dicho lugar. Estaban todos como motos cantando a la par el Canto a la Libertad de Labordeta, que aunque los retrogradas del PP y los del Partido Aragonés no han querido escuchar la voz popular del pueblo aragonés en el parlamento pidiéndolo como himno de la región, aquí en el Limbo lo hemos instituido como copla oficial

11 de septiembre de 2011

11 de septiembre de 2011 - 1 comentario

A pleno rendimiento.


Cuando me disponía a pegar una volada para la tertulia ochenta y cuatro me topé con una nueva tienda de los chinos en la Avenida Andalucía, a la que por cierto empieza a conocerse como “Avenida China Taun”, que linda con la plaza de Nicolau Chauchescu en pleno Bucarest (Casa Nuevas), y a pocos metros de la calle Asunción de Alvear (territorio del conde), y que a su vez esta enclavada al otro extremo del Paseo de los Monos, donde a su entrada quieren colocar el monumento a san francisco solano, un poco antes del Gran Capitan y que hace de frontera natural con la República de Brácana a través de la Planicie Bracanica.¡Madre mía, que follón!
Poco después, y ya por fin me encontraba cerquita del ventanal que comunica la sede institucional con la bodega del oloroso.
Desde allí pude ver como llegaban los bracaneros y los embajadores de esta semana, el primer embajador en hacer acto de presencia fue “el camarada pruden” otrora alcalde de la vecina localidad de Montilla y actualmente maestro de profesión. De este personaje (cariñosamente) ya está todo dicho, yo solo puedo añadir que debajo de ese flequillo alborotado y camisa semi desabrochada se esconde una persona cercana, animosa, amante del buen beber y buen comer, y que guarda para ocasiones especiales todo un mundo de anécdotas y experiencias vividas intensamente.
Luego y tras una llamadita de teléfono apareció “el José Alfonso” este ya sabe de que va la película, no en vano es la cuarta aparición que hace por territorios bracaneros, con lo cual y a partir de ahora me referiré a el de una manera más cariñosa, y con el sobrenombre de “el camachuelo”. El tercer embajador que hizo acto de presencia fue “Rafalín Martinez” que debido a su agitada agenda, solo compartió unos minutos con lo bracaneros, quedando pendiente una visita más pausada para más adelante.

Justamente cuando apareció dicho embajador, el presidente se encontraba dando los resultados de la prueba de cultura general y pensamiento lógico que una semana antes tuvo lugar. Los resultados fueron solo los generales ya que los individuales quedan en algunos casos pendientes de la entrega de la redacción. Y en el caso que nos ocupa, los generales, la nota fue de P.A. (progresa adecuadamente, no confundir con Partido Andalucista). Es decir, andan muy lejos de Finlandia, ejemplo a seguir en la educación europea, pero a la vez están muy por encima de países como España, Portugal, Italia o Grecia. A nivel individual, el presidente solo hizo una matización, que no fue otra que adelantar el gran nivel mostrado en la prueba por “el paticorto de las ondas”, Ministro de Comunicaciones.

Con este panorama, la noche iba cobrando enteros y la charlita a pie de barra y con el Fino el Maestro rulando cobraba protagonismo. El Ministro de Alimentación no daba abasto colocando tapitas en barra, mientras que la crisis económica europea calentaba al personal. Momento este en el que “el camarada pruden” emulando momentos pasados largo un pequeño pero duro mitin sobre la coyuntura monetaria actual, pillando repaso Alemania, a la que califico de hijos de la gran Angela Merkel, de la que alguien dijo que solo le faltaba bigote y que esta mal follá, tampoco se escaparon los ingleses, hijos de la gran bretaña. De china se dijo que es el capitalismo mas duro que existe en estos momentos y que en poco tiempo serán los amos del mundo, si no lo son ya, enmascarados por un comunismo retrograda, rancio y que utiliza la pena de muerte como excusa para oprimir a su pueblo. Tampoco se escapó Alejandro Magno y su más que probada homosexualidad, que a pesar de ello abrió debate, así como su condición de conquistador.
Pero el momento cumbre de la intervención de “el camarada pruden” fue cuando recordó como tuvo que hacer campaña a favor de la OTAN, cuando meses antes la dirección de su partido (PSOE) había manifestado la negativa a dicha integración. “El camarada” justifico aquella decisión como el peaje obligatorio para que España pudieses formar parte de la Comunidad Económica Europea. Luego y una vez más calmado también recordó su acto de investidura como alcalde de la vecina localidad de Montilla, o como años antes y en plena transición los grises lo habían corrido a palos a el y a sus camaradas.
Entre tanta letanía ya habían caído unas butifarras, un salchichón de reserva del pozo (y digo reserva, ya que llevaba más de cinco meses en la nevera, y que tuvo que ser chupado hasta poderlo manejar), y algún que otro tomate con sal, y el personal esperaba con ganas la presa ibérica y los tintos (Somontano y franceses) que la acompañarían. Todo ello llegado de la mano de “el paticorto de las ondas”. Y la conjunción fue majestuosa, siendo la antesala del roquefort, también llegado de la mano de la misma mano. La misma que justo antes de servir la repostería, los helados y el PX, apareció con una farolita de un melón cuquito con la figurita tallada del Bob Esponja. De la repostería ¿que decir?, solo que fue facilitada por “la mariquiña” que tras un largo periodo, vuelve a endulzar las noches de los jueves de los bracaneros. Y si “la mariquilla” se portó, no menos se portó “el abertxale de ca bellio” que hizo regar dicho manjar con un PX del año 60, que ni en el ayuntamiento tienen cojones de beberlo (lo cito tal cual lo dijeron).
Hasta arriba estaban cuando volvieron con la hora mancha, que como no, fue acompañada de los digestivos de rigor. A pesar de que el encargado de dicha sesión, “el niño” ya se encontraba ausente debido a unas cagaleras que nuevamente le persiguen.

En fin, que otra noche que se acostaron sin cenar, en otro jueves particular, diferente, y eso es complicado ya que son nada más y nada menos que ochenta y cuatro.

¡Larga vida a Brácana!